Enzo es prácticamente un experto en las relaciones humanas, un conocedor del mundo de las carreras y un amante de la velocidad, los autos y las pistas. Claro, él no es un humano y pesar de haber nacido para eso nunca ha conducido un automóvil, Enzo es un perro, pero...