Lucky Prescott nunca conoció a su fallecida madre, Milagro Navarro, una intrépida acróbata y jinete de un pequeño pueblo fronterizo llamado Miradero…