En 1892 fueron asesinados los Borden, un matrimonio de clase acomodada. El asesino se dijo fue su hija menor, Lizzie. Ahora, Craig William Macneill, llevó a la pantalla grande esta historia, pero contada desde un punto de vista diametralmente opuesto a cómo lo...