El estrés que se infiere en cada pelea de automovilistas en la actualidad es muy notorio; un colmo de paciencia, que lleva a la prepotencia, insultos y muchas veces peleas a los golpes. Fuera de control toma ese tema y le da un giro para convertirlo en un entretenido...