Nueva York, 1971. Tras sus célebres días como uno de los reporteros gráficos más venerados de la Segunda Guerra Mundial, W. Eugene Smi…