Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Sebastián Sánchez

9 noviembre, 2022

Por mandato del cielo | Review: el pecado original

Review de serie de Star+ Por mandato del cielo

Por mandato del cielo (2022) es una de las últimas producciones originales de FX en ser agregadas al catálogo de Star+. La miniserie de siete episodios, protagonizada por Andrew Garfield (Tick, Tick… Boom!, 2021) y basada en el libro homónimo, narra una historia de crimen real cometida en la comunidad mormona de Salt Lake City, Utah.

La fe de un devoto detective (Andrew Garfield) es puesta a prueba, luego de comenzar a investigar los brutales asesinatos de una joven mormona y su hija de 15 meses. A medida que se revela que los siniestros crímenes están conectados con una prominente familia de la comunidad y el fundamentalismo religioso, el investigador comienza a replantearse su fidelidad en las instituciones y escrituras mormonas.

Los detectives Pyre (Andrew Garfield) y Taba (Gil Birmingham) en Por mandato del cielo.
Los detectives Pyre (Andrew Garfield) y Taba (Gil Birmingham) en Por mandato del cielo

Por mandato del cielo es un proyecto divergente y ambicioso. Es, a la vez, una fascinante radiografía de una comunidad religiosa, un estudio de los componentes de la fe, una reconstrucción histórica sobre la génesis del “Movimiento de los Santos de los Últimos Días” y un misterio detectivesco centrado en un escabroso caso real. Irremediablemente, en su afán por abarcar una narrativa de tal heterogeneidad, la diferencia en el desarrollo y ejecución entre aristas temáticas es notoria.

En lo profundo del mormonismo

En el papel, la serie pareciera articularse en base a una mezcla entre el misterio detectivesco y el gótico sureño, similar a True Detective (2014). La producción se vale de su premisa basada en hechos reales, para cumplir con el primer género, pero varía con el segundo. Es ese cambio el que posibilita la apertura para indagar en el reservado núcleo mormón de Utah y revisar el recóndito ideario de la religión.

La arista más interesante es el inédito retrato de la comunidad mormona de Salt Lake City. La serie reproduce con vigor visual los vecindarios e instituciones cívicas y religiosas de la ciudad, navega por los códigos sociales de los creyentes, las dinámicas familiares y la rígida estructura patriarcal. Aún abusando de la exposición verbal, Por mandato del cielo captura la dimensión completa de la comunidad, sin rehuir al desarrollo de tabúes como el fundamentalismo, el machismo, la violencia de género, el racismo y los abusos de poder.

La familia Lafferty orando en Por mandato del cielo
Captura de Por mandato del cielo | Disponible en Star+

A la par de la audiencia, es el protagonista quien debe absorber la perspectiva crítica hacia las tradiciones y prácticas de su religión. Andrew Garfield, quien se desborda entre la extenuación emocional y el calvario moral, dimensiona las problemáticas desde un punto intermedio. Mientras cuestiona las bases de su fe, pondera las consecuencias del desvío de la rigurosa doctrina. Aun siendo un interesante debate interno, la historia pudo valerse de otras miradas. El racismo pudo ser mejor explorado desde el punto de vista del detective Taba y la misoginia desde alguno de los personajes femeninos.

Una investigación insustancial

A la inversa de su atractivo estudio de la sociedad y la religión mormona, la narrativa decae bastante en lo relativo a la pesquisa criminalística. La desmesurada predominancia del diálogo por sobre cualquier tipo de exposición visual, debilita el desciframiento de pistas y los descubrimientos importantes. Además, por más que estén basados en hechos reales, los antagonistas son excesivamente caricaturescos.

Allen Lafferty (Billy Howle) detenido en la comisaria en Por mandato del cielo
Captura de Por mandato del cielo | Disponible en Star+

A lo anterior, se suma la repetitiva e innecesaria práctica de avanzar con la investigación trazando paralelismos con los inicios de la historia de la religión mormona. Por más que estos puedan ser de utilidad para entender la amenaza fundamentalista, muchas veces funcionan casi como revelaciones con las que el detective resuelve, en completa contrariedad con la crítica hacia el extremismo religioso.

Irónicamente, Por mandato del cielo reproduce el pecado original de las miniseries. Las más de siete horas y media de innecesaria dilatación argumental, bien podrían haber sido canalizadas en una película de dos horas.

A continuación, puedes ver el tráiler de Por mandato del cielo:

Te puede interesar….

Más contenido…