Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Escrito por Cristopher Ahumada Lazo

20 abril, 2021

El día de mañana | Review: un entramado de obsesiones en el fin de la España franquista

Serie El Dia de Mañana

“Un seductor”, “un cateto”, “un mentiroso”. ¿Quién era Justo Gil? Esa es la pregunta que plantea, desde sus primeros minutos, la miniserie El día de mañana. Esta producción, una de las españolas mejor evaluadas de los últimos años, recientemente se estrenó en Latinoamérica bajo el catálogo de HBO GO

Ambientada en la Barcelona de fines de los años 60 y basada en una novela de Ignacio Martínez de Pisón, la ficción gira en torno al enigmático y cautivador Justo Gil (Oriol Pla), un hombre que emigra desde un pequeño pueblo hasta la urbe catalana para buscar una solución a la enfermedad que mantiene a su madre en estado vegetal.  

Oriol Pla protagoniza El dia de mañana miniserie española
Oriol Pla, protagonista de El día de mañana

En seis episodios, la miniserie presenta el insondable recorrido de un personaje que lucha contra sus precariedades y se deja llevar por sus obsesivas aspiraciones. Y que también se enfrenta a inesperadas (o inconscientemente buscadas) situaciones que lo ponen en conflicto con su entorno y consigo mismo. 

En paralelo, y como recurso adicional al tratamiento cronológico, se muestran diversos testimonios que buscan responder quién y cómo realmente era. “No sé si hizo todas estas cosas de las que se le acusa”, dice uno de los personajes. 

Narración creciente, contexto y memoria

El día de mañana se inserta en un período histórico y determinante para Barcelona y para toda España. Y uno de sus principales atributos es que no rehúye de ese contexto y lo pone a disposición de su protagonista como un marco de memoria histórica. Lo que antes se criticó como carencia a series como Velvet

Miniserie El dia de mañana
El día de mañana

Mientras se sigue la historia de Justo —que transita entre estafas, resistencia comunista e infiltrados policiales—, se deja ver la desigualdad, la burguesía influyente, las manifestaciones y los horrores de los últimos años de la dictadura franquista. Los personajes de Aura Garrido —una inocente trabajadora de una imprenta que deviene en actriz— y de Jesús Carroza —un inspector que sigue las órdenes del régimen dominante— son claves igualmente en esa construcción narrativa. Ambos también tienen sus obsesiones. 

Y aunque la miniserie se toma su tiempo en desarrollar y descifrar a su personaje central, logra atrapar al espectador. Y lo hace con un entramado que va creciendo y tornándose más complejo a medida que avanzan sus capítulos. El relato profundiza en sus conflictos de forma sostenida, permite tomar posturas frente al rol de Justo y se da el tiempo —como en la mayoría de los dramas de época— de apelar a las emociones. 

Te puede interesar: review de Mare of Easttown de HBO

En el puzzle que arma esta ficción en torno a las obsesiones de su protagonista, la actuación de Oriol Pla (Merlí) entrega la ambigüedad, la obstinación y el encanto que requiere esta historia. Eso enriquece el resultado. La acertada y visualmente atractiva ambientación de época, las múltiples locaciones, la música incidental y el trabajo de fotografía también potencian, con buen nivel, un proyecto que llega con sustento a responder “quién fue Justo Gil”. 

A continuación, puedes ver el tráiler de El día de mañana:

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…

INICIO

PORTADA CINE

PELÍCULAS

SERIES

NOTICIAS

l

ENTREVISTAS