Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Rena Rock

30 septiembre, 2020

La casa de las flores | Review: familia ante todo

La casa de las flores Review

Dirigida por Manolo Caro, cineasta reconocido en México por producir distintas series de comedia, y que en esta oportunidad, nos presenta a través de la plataforma de Netflix La casa de las flores; sátira a las novelas clásicas del país azteca y que toca temas tabúes inusuales en la pantalla chica.

La casa de Las Flores review
Familia de la Mora

Todo comienza en la casa de la familia de la Mora, donde se celebra el cumpleaños del padre, Ernesto de la Mora (Arturo Ríos), quien junto a Virginia de la Mora (Verónica Castro) tiene un matrimonio perfecto de veinticinco años, incluyendo a sus perfectos hijos, familia y amigos.

Sin embargo, nada hace sospechar que todo lo que parece ideal, reventará con el suicidio de Roberta (Claudette Maillé), la amante de Ernesto, si crees que esto es un spoiler, pues te cuento que no, ya que ella es la encargada de guiarnos, a través de su voz en off, por este universo de contrariedades y sorpresas que nos trae La casa de las flores.

Los personajes y la historia

Comenzaremos contando que la serie consta de tres temporadas, las cuales se encuentran completas en la plataforma de streaming de Netflix. Su elenco está conformado por la mítica Verónica Castro como la matriarca de la familia de la Mora. Arturo Ríos, Darío Yazbek, Paco de León y Luis de la Rosa (quien interpretara a Luis Miguel adolescente, en la serie del mismo nombre, original de Netflix), entre otros. Como si esto fuera poco, cuenta con la participación de reconocidas artistas del transformismo mexicano interpretando a artistas como Yuri, Gloria Trevi o Paulina Rubio en varios de los capítulos de la serie.

Uno de los personajes más llamativos de La casa de las flores es Paulina de la Mora, hija mayor de la familia, interpretada por Cecilia Suárez, quien resulta ser el arma decisiva para que odies o ames la serie. Con una actuación impecable, creíble a toda prueba, pero con un acento que solemos asociar a chicas de estrato social acomodado o como los mexicanos suelen llamarlas, “chicas fresa” y aun así siendo una de las guías más fuertes de la historia.

Paulina de la Mora, La casa de las flores review serie
Paulina de la Mora (Cecilia Suárez)

Además, la relación con su exmarido, José María o María José, mujer transexual interpretada por Paco de León, ayudará a resolver algunos de los conflictos de la familia y traerá más de una aventura para su exmujer; logrando ambos transmitir una gran conexión y química, lo cual resulta bastante agradable al espectador.

La casa de las flores es una entretenida serie que nos recuerda a las telenovelas, pero en versión millennial, con temas poco explorados y que están planteados de una forma tan natural y coherente a la historia que para nosotros son solo un complemento del relato. Homosexualidad, travestismo, infidelidad, drogadicción, trastornos mentales, son tópicos entre los personajes de la serie.

Primera temporada

Durante la primera temporada nos presentan a todos los integrantes de esta familia perfecta y cómo un pequeño giro cambiará la vida de todos sus integrantes, trayendo conflictos del pasado y ahondando en los secretos que nadie quiere reconocer. Con un humor negro a flor de piel, se da paso a un dinamismo entre las actuaciones y el espectador, pero dejándonos con gusto a poco a final de temporada.

Segunda temporada

En esta oportunidad, el arte y la fotografía se ven notoriamente mejoradas, además de que los personajes y sus actuaciones se notan un tanto más estilizados.

Durante esta temporada no contamos con Verónica Castro, la historia sigue, aunque a ratos se echa de menos para dar conclusión desde el lado más sensible y solemne que puso en la temporada anterior. A diferencia de la primera entrega, los personajes giran alrededor de sus historias románticas, lo que se siente un poco forzado para mantener en pie la historia que traíamos desde la primera.

Te pueden interesar más reseñas de series de Netflix

En la primera temporada, la serie tenía trece capítulos, esta segunda parte solo tiene nueve episodios, siendo incluso más cortos. Algo que le podríamos reclamar a Netflix, ya que los hechos se tuvieron que suceder más precipitadamente, casi en una montaña rusa que nos paseaba entre la comedia, el romance y el drama, los que eventualmente ingresan a la vida de familia de la Mora.

Tercera temporada

Para finalizar, a pesar del tropiezo que pareció la temporada anterior, en la tercera parte la historia nos lleva al pasado, a través de flashbacks que nos muestran a los personajes adultos de la serie y nos aclaran cómo se iniciaron estas relaciones de amistad, amor y complicidad.

Debemos destacar el reparto, debido a la similitud de los actores que representan a los mayores. Por ejemplo, Isabel Burr como Virginia, Ximena Sariñana como Carmelita Villalobos o al chileno Tiago Correa como el joven Ernesto de la Mora. Además, las ambientaciones y vestuarios nos llevan a finales de los años ’70, lo que nos termina de llenar la historia que comenzamos en 2018, con relatos que no conocíamos y que recién ahora se nos hacen coherentes en el guion.

En esta tercera entrega, la serie va perdiendo fuerza, muchos relatos vuelven al principio y nos quedamos con ganas de saber más de lo que ha pasado en el tiempo, los enredos siguen sucediendo y algunos de los conflictos se solucionan casi por arte de magia. Por otra parte, el guion no se justifica y tiene saltos de tiempo que pueden ser un poco confusos para aquellos que no se adentren por completo en la serie.


Tras el leer nuestra review de La casa de las flores, te invitamos a ver su tráiler:

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…