[Reseña] «El primero de la familia»: una radiografía de la desigualdad social

Cuando eres el único del clan familiar en llegar a la universidad cargas la responsabilidad y los sueños de progreso de todos quienes fueron quedando atrás. Ese sentimiento quiso retratar el director Carlos Leiva en su ópera prima El primero de la familia, reflejando a través de su obra los problemas cotidianos marcados por la gran desigualdad que enfrenta la clase baja de nuestro país.


Tomás Rojas (Camilo Carmona) es un estudiante de medicina que ha sido becado para estudiar en Londres, una situación que tiene muy ilusionada a su familia, quienes viven con el suelo mínimo, hacinados y en pésimas condiciones sanitarias, viendo en su primogénito una oportunidad de superación. No obstante, su fiesta de despedida estará marcada por un problema de alcantarillado, alcoholismo, frustraciones y, obviamente, dificultades económicas. Situaciones que no quedarán ajenas a los ojos del primero de la familia en salir del país.

Dentro de los aspectos más potentes de la cinta se encuentra la realidad con la cual está retratado el conflicto, las locaciones están muy bien diseñadas, espacios pequeños con paredes manchadas, decoraciones religiosas o de equipos deportivos, con arreglos sin terminar, telas desteñidas, entre otros aspectos que muestran cómo se vive cuando el dinero no alcanza para más allá de lo básico y ya el espacio que habitas queda marcado por la resignación. Por otro lado, los conflictos tratados a lo largo de la película son una radiografía de las situaciones que deben enfrentar quienes pertenecen a la clase baja del país y día a día son olvidados por quienes están al poder.


Sumado a lo anterior, el trabajo de los actores es muy emotivo, pues logran reflejar el sentimiento de una familia que siente orgullo y esperanza a través de su hijo, pero al mismo tiempo no sabe cómo salir a flote de sus problemas, los rostros de los actores retratan mucha impotencia, tristeza y resignación de una manera tan real que duele.

Tal vez lo único que puede provocar algo de rechazo en cierto tipo de espectadores es la cantidad de problemas que se conjugan durante el par de días que transcurren en la cinta, pues no hay respiro a tanto problema, no hay comedia dentro del drama, ni milagros inesperados, hay realidad bien retratada.

Por todo esto y más, esta cinta chilena es una buena oportunidad de reflexionar acerca del porqué del conflicto que estamos viviendo como país, por lo cual te invitamos a buscarla en Ondamedia y disfrutar de una obra nacional crítica y emotiva.

 

A continuación te invitamos a revisar el tráiler de «El primero de la familia»:

Por Tania Zambrano Aguilera

 

Comenta con tu cuenta de Facebook:

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password