Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

13 junio, 2017

«Todo, Todo»: ¿Bajo la misma estrella 2?

Mañana es el esperado estreno de “Todo, Todo”, adaptación de la novela juvenil de Nicola Yoon y dirigida por la joven Stella Meghie. Cuenta con Amandla Stenberg y Nick Robinson como protagonistas.

La historia sigue a Maddy (Stenberg), una adolescente de 18 años que ha estado toda la vida encerrada en su casa. ¿La razón?… fue diagnosticada con una extraña enfermedad llamada SCID -Síndrome de la Inmunodeficiencia Combinada Severa- que, en español,  significa que su sistema inmunológico es más débil y no está acostumbrado a las bacterias comunes, por lo que cualquier contacto con el exterior, puede ser letal.

La vida de Maddy es monótona y solo tiene contacto con tres personas. Esto hasta que llega Olly (Robinson) a vivir a la casa de al lado. A medida que se conocen, se dan cuenta de que están enamorados.

Tengo sentimientos encontrados con esta película. Siempre me han gustado las adaptaciones literarias y más aún, si pertenecen al género juvenil. Pero seamos realistas: la mayoría del tiempo estas adaptaciones son predecibles y, más allá de si es fiel o no al libro, Todo, Todo no es la excepción, lo que me hizo sentir que era una película más, que no destacaba dentro de sus pares y antes de llegar a la mitad, ya tenía una idea clara de lo que sería el final.

Mientras pasan los minutos, llega un momento en que piensas que ya has visto esto antes, o al menos algo parecido. Esta sensación viene porque la historia es similar a Bajo la Misma Estrella, y entre más minutos veas, comienza inevitablemente la comparación (la enfermedad, el otro protagonista, la idea de viajar, etc.). Durante la primera mitad, creemos que es más una continuación que una película totalmente nueva. Hay que admitir que, casi llegando al final, hay un plot twist significativo, que captura nuevamente la atención del espectador y lo tiene intrigado hasta el final.

Yendo más allá de las similitudes, puedo decir que la parte técnica está excelente. Cada toma está bien pensada y ejecutada, principalmente, aquellas que transcurren en la playa y bajo el mar. En cuanto a las actuaciones, Amandla Stenberg se mete en el personaje de Maddy y lo hace propio, desenvolviéndose muy bien. Nick Robinson, por su parte, también se defiende y hace que todos sintamos cariño por Olly. Son actores jóvenes que destacan y que prometen en el mundo fílmico.

Para ver Todo, Todo no es un requisito haber leído el libro. Se trata de una película liviana y emocionante enfocada, principalmente, al público adolescente y adulto-joven que disfruta de las comedias románticas y/o que les gusta leer ese género en particular. Aunque si no estás en estos grupos, también podrás disfrutarla y de una manera totalmente diferente.

___

Por Daniela Carreño Osorio

 


 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…