Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

14 diciembre, 2017

«Star Wars: The Last Jedi»… Ufff (sin spoilers)

Star Wars, una de las sagas intergalácticas más famosas de la historia, ha aterrizado nuevamente, y por supuesto ha sido en grande, y no es para menos si consideramos la historia que trae consigo ganando a través de los años cada vez más fans, y también por supuesto más detractores, ya que cuando tienes un universo tan grande como lo es esta saga, repartido en libros, películas y series de animación, es obvio encontrar múltiples posturas, tan así que incluso cuenta con una religión oficial.

Star Wars: The Last Jedi es la octava película oficial de la saga Star Wars (sin contar los spin-off). Dirigida por Rian Johnson, continúa con los sucesos vistos en The Force Awakens donde se mezcla la historia de la trilogía original con nuevos personajes. En esta ocasión son los nuevos protagonistas los que van cobrando cada vez mayor importancia dentro de la historia, que sigue centrada en la eterna lucha de la luz y la oscuridad, o mejor dicho en esta caso, entre la Fuerza y el lado oscuro de la Fuerza.

Todo parte, por supuesto, con la música e introducción a la historia, música que llena el alma y que invita a tomar la mejor posición para una nueva historia llena de aventuras, y eso es exactamente lo que muestra The Last Jedi, un gran número de historias contadas en forma ágil y al mismo tiempo clara, dándole al espectador tiempo para involucrarse con ellas. Esto también se da con la introducción de nuevos personajes, especialmente el más esperado por todos: Luke Skywalker, interpretado por Mark Hamill, que pese a haber declarado abiertamente que le hubiesen gustado otras historias para su personaje, se compromete totalmente con una actuación más que sobresaliente, entregando y mostrando una cantidad de emociones que incluso nos hacen recordar al joven Luke, pero que también nos muestra cómo ha madurado y ha seguido su camino. Otro de los personajes introducidos en la historia y que es necesario destacar es Rose (Kellie Marie Tran)una joven miembro de la resistencia comprometida absolutamente con la causa, de carisma y gracia que encanta e invita a cualquiera a unirse a ser parte de la rebelión contra la «Primera Orden».

Lo que nos ofrece el Episodio VIII es un viaje de conocimiento y misticismo, acompañado de mucha acción y de buenos diálogos entre los personajes, aunque acá es tal vez donde podemos encontrar puntos bajos, ya que la creación de ciertos personajes no parece completa y no convence totalmente, tendiendo a desviar la atención. También hay varios momentos de risa, los cuales se agradecen entre medio de la tensión que rodea a la película, la que si queremos resumirla en pocas palabras serían mística y esperanza.

Luego del Episodio VII muchos criticaron el excesivo parecido que tenía con A New Hope (Episodio IV), tildándola de una simple copia, y he aquí un punto importante, The Last Jedi también tiene  semejanzas con otras películas de la saga, pero no debe ni tiene que ser relevante para poder apreciarla. La historia es nueva, y hay que disfrutarla como tal y estar abierto a aceptarla. Los más críticos y/o amantes de las otras películas encontrarán imperfecciones,  pero es ciencia ficción, y bienvenida sea esta y todas las demás películas que vengan. Rogue One demostró que puede funcionar, y acá también se ve, incluyendo nuevos planetas, animales y contenido social. Star Wars busca abrirse paso a nuevas generaciones y lo está haciendo muy bien.

Una recomendación… vayan a verla pronto, pasan cosas en la película de las cuales debe enterarse sí o sí mientras la ven, y no a través de spoilers. Si no es fan, también la disfrutará, es una película que tiene de todo.

¿Momento del día ideal para ver esta película?… ¡Ahora! deje lo que está haciendo y vaya a su cine preferido.

 


 

Te puede interesar….

Más contenido…