Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

6 julio, 2017

«Spider-Man: de regreso a casa», el superhéroe arácnido ha vuelto

Spider-Man está de vuelta y viene con un gran elenco, nueva historia y concepto para una nueva saga.

Un joven, simpático e inocente Peter Parker (Tom Holland), el mismo que apareció en Capitán América: Civil War, hace su esperado debut como Spiderman a  la espera de ser llamado para una nueva misión junto con Los Vengadores.

Volviendo a casa con su tía May (Marisa Tomei), intenta volver a la rutina siendo el “amigable vecino” hombre araña mientras se encuentra bajo la vigilancia de su mentor Tony Stark (Robert Downey, Jr.), que lo mantiene constantemente alejado de los problemas. Peter intenta mostrarle al mundo que no es solo un chico y quiere probar lo que vale, donde intenta ser el mejor de los superhéroes. Es aquí cuando aparece un nuevo villano llamado Vulture (Michael Keaton), quien presa de su infortunio y resentimiento, intenta aprovechar la situación, apropiándose de restos de chatarra con tecnología que quedó después de la invasión en Nueva York durante el filme Los Vengadores.

Frente a los primeros tráilers se temía que la cinta fuera un agregado, donde el protagonismo se lo robaría Iron Man una vez más, incluso la crítica ya estaba cansada de más “reinicios” del personaje y se agradece que ninguna de ellas fuera acertada. También existía el temor de que esta película fuera un “Iron Man 4”, ya que los primeros pósters y tráilers mostraban un protagonismo innegable con Tony Stark. Algunos pensaron que era totalmente innecesaria su aparición, pero fue algo justificado,  y termina siendo un aporte más que un mero cameo. Se presenta como una figura paterna, de apoyo y como guía, el padre que te dice constantemente que no te apresures y que todo llegará en su momento y -como personaje- pensando en las futuras entregas en todo momento.

El nuevo Peter Parker trae una nueva faceta inocente, divertida, con una personalidad un poco hiperactiva y desesperante, pero que muestra un interesante desarrollo como persona y superhéroe, donde en el fondo es una persona noble y con buenas intenciones. Una impaciente manera de hacer las cosas, donde la torpeza y el fracaso es algo normal en la vida de todo adolescente. Donde hay problemas reales, aspiraciones y sueños. Con un gran camino para desarrollar en nuevas películas, el protagonista encanta, se empatiza con él y se disfruta. Los problemas en sus estudios, sus amigos y relación con la chica que le gusta es algo que se mostró en otros Spider-Man, pero en esta fue mucho más real y complejo.

Se destaca la notable actuación de Michael Keaton, que encarna un cautivante villano, con fuertes convicciones e intereses humanos, con una ira justificada que se desarrolla increíblemente. Hay que destacar el impotente diseño de personaje que hace gala de una atemorizante indumentaria, un buen criminal que va más allá y que causa más temor que cualquier extraterrestre recién llegado.

Es un Spider-Man más familiar, divertida, accesible y satisfactoria que las versiones anteriores, con menos drama y más ligera, pero consigue entregar algo interesante. Siendo sencilla y con buen ritmo, la comedia no le es ajena, destacando al inicio donde sus hilarantes intentos de ayudar a los demás, pero que no siempre salen bien. Cosas sencillas que sí tienen importancia para un chico. Tom Holland simplemente se robó todas las miradas, él es el Spider-Man definitivo, es un personaje muy bien construido, que intenta innovar en la narrativa sin imitar los modelos que anteriormente fueron utilizados. Es un buen reinicio, bien logrado, refrescante e inteligente.

Definitivamente deben esperar las escenas post créditos, traen sorpresas y carcajadas.

___

Por Carla Salinas

 


 

Te puede interesar….

Más contenido…