Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Te Invito al Cine

20 diciembre, 2016

Sing ¡Ven y Canta!: la humildad para crecer

Ya destacamos en la crítica de Trolls respecto a la buena salud que goza la animación en estos días; lo bueno de esto es que todos estamos saliendo beneficiados, porque las películas se tiñen cada vez más de un aire a encantar no solo a los más pequeños, sino también a aquellos que queremos disfrutar de una buena historia. Porque esto no se trata solo de ver Padrinos y Taxi Driver en todo lo que veamos en la gran pantalla. El cine es un arte, pero un arte de masas, y cuando se busca entretener con una historia sencilla pero llena de humildad sin tratarnos de espectadores tontos —como sí pareciera que a veces pasa con nuestra televisión—, se agradece y solo queda invitar a ver la nueva apuesta de los estudios Illumination (Mi villano Favorito, La vida secreta de las mascotas).

Reseña de Sing Ven y Canta

Animales, nunca fallan

A la hora de plantarse frente a una historia como Sing ¡Ven y Canta!, nos podemos dar cuenta que desde que Disney masificara la idea de humanizar a los animales (antropomorfos) estos siempre generan una conexión inusitada con el espectador; nos enternecen a su primera aparición, y nos generan automáticamente una gracia con la cual nos enfrentamos de una manera distinta a si viéramos humanos frente a nosotros —por mucho que estos fueran animados— y esto permite que nos abramos a la opción de que cualquier cosa puede pasar. Por ende, unos animales participando de un concurso de canto nos parece lo más normal y con este paso superado, ya después entramos de lleno en una historia que avanza a un muy buen ritmo.

Me permitiría decir que casi sin bajones que puedan aburrir al respetado, siendo una historia rápida que entrega ese mensaje esperanzador que casi infaltable en estas películas que muestran la superación y el poder salir adelante más allá de los debacles que te pueda dar la vida. Obviamente en una película con más drama, esto sería caer a un pozo sin fondo y quizá qué nos podría salvar para sacar nuestros baches adelante; pero como esta es una animación y con animalitos, el mensaje es lo más directo posible, sin darle tantas vueltas. Lo bueno, es que al estar mezclado con una línea dramática muy entretenida, disfrutamos el viaje y participamos de buena manera.

Muchos cuentos, un mensaje

Sing Ven y Canta review

Es cierto que Sing ¡Ven y Canta! (Christopher Lourdelet, Garth Jennings, 2016) no viene a descubrir nada; la historia de un koala que lucha por sobrevivir con su amado teatro que se cae a pedazos, crea un concurso con un falso premio para poder ganar el dinero suficiente que le permita cumplir su deseo.

En el camino los participantes, cada uno con sus propias historias personales, verán este concurso como una forma de salir adelante y poder superar sus propias trabas. Una película de superación más, como muchas otras, pero como siempre se dice por ahí, en muchas ocasiones lo importante no es la meta, si no que el camino recorrido y en este caso, esa premisa se cumple y al salir de la sala, no saldremos con la sensación de haber visto una obra maestra del séptimo arte (que tampoco lo busca) pero sí con una sonrisa en los labios por haber aprovechado esos minutos gozando con lo que sucede en la gran pantalla. Además, siempre será bueno que en una película que usa la música como un elemento de importancia, sabernos las canciones para aprovechar aún más el momento.

En definitiva, que el chanchito bailador o un koala con terno (ambos, grandes exponentes del marketing de la película) no los eche para atrás pensando que verán otra de dibujitos, pues no, de repente vale recordar nuestra alma de niños y dejarse llevar. Vaya a verla, no se arrepentirá.

___

Por Enzo Destefani

 

 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Te puede interesar….

Más contenido…

INICIO

PORTADA CINE

PELÍCULAS

SERIES

NOTICIAS

l

ENTREVISTAS