Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

3 enero, 2017

Revisa nuestro comentario de «Moana Un Mar de Aventuras»

Cuando eres del tipo de personas que disfrutas de las cintas animadas y entiendes que conllevan mensajes mucho más maduros e invitaciones a descubrir, animando a los niños a ver nuevos horizontes, disfrutas de historias como Moana: Un mar de aventuras. Podría ser una historia sin mayores sorpresas pero que tiene la belleza de la polinesia como sustento y eso la hace muy interesante.

Disney nos presenta una nueva historia donde el crecimiento y el aceptar las responsabilidades son la tónica de los personajes.

La historia se centra en Moana, ella es la joven “princesa” de la isla de Motunui, hija del jefe de la tribu y por ello destinada a ser su sucesora como responsable de la comunidad y la resolución de los problemas que en ella se generan. Sin embargo, hay una regla en este lugar: no ir más allá del arrecife que lo rodea, no adentrarse en aguas abiertas, ya que horribles cosas pasan allá afuera. Sin embargo, es precisamente la necesidad de Moana de romper esta regla y “escuchar” el llamado del mar el que dará pie para el inicio de la aventura. Sabiendo del deseo de ir más allá, la abuela de Moana le revela la historia que se ha olvidado de su pueblo y que explicaría el origen de la regla, así como el deseo de ella de aventurarse fuera de los limites. En este escenario se genera el conflicto: la oscuridad ataca la isla y ella es la única que sabe cómo detenerla

La película nos relata un viaje de descubrimiento para Moana y el dios Maui, aun cuando la compañía mutua no es grata para ninguno de los dos y en medio se dan las situaciones graciosas que hacen a Moana: Un mar de aventuras una película para el público infantil, los chistes son simples, pero no pierden gracia; el arrojar a Moana de la barcaza siempre es gracioso, así como lo desorientado de su pollo Heihei, sin olvidar las transformaciones de Maui.

El apartado visual cumple con lo que se espera de una película de Disney, belleza, colores y parajes que no creerías que pueden ser reales, nos muestran la Polinesia y la cultura de las tribus que han habitado ahí por miles de años -mención especial para el relato de los viajes de la tribu en una secuencia donde se aprecia la belleza de los viajes que estos pueblos realizaban-. Todo esto combinado con la música típica de esta zona del mundo, enérgica, llena de vida y que no solo intimida como el haka de los allblack, sino que se hace parte del relato y da el ambiente que se quiere a la película según sea un momento alegre o lleno de espiritualidad.

Las voces principales cumplen con dar carácter a las animaciones con un Dwayne Johnson (la Roca) como un Maui petulante, engreído y con exceso de confianza y una debutante Auli’i Cravalho como Moana, que transmite la inocencia de la protagonista al principio para ganar confianza y convertirse en la persona que su aldea necesita.

Pienso que el único recurso que contrarió a otras películas de Disney, se pierde o queda poco aprovechado es el de los secundarios, en este caso antagonistas, personajes que podrían haber generado situaciones muy graciosas o más trascendentales para la historia se quedan en meras participaciones.

La película estará disponible con copias dobladas y subtituladas, cosa no frecuente para este tipo de películas pero que permite elegir si quieres escuchar la interpretación original o la adaptación a nuestro idioma; en lo personal creo que Dwayne Johnson hace una buena interpretación, además de cantar bastante bien.

Para este principio de año donde el espíritu veraniego llega y el deseo de aventurarse en las costas de alguna playa es cada vez mayor, Moana: Un mar de aventuras es una grata experiencia.

___

Por Gerardo Contreras

 

 

 

 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…