Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

9 enero, 2020

[Reseña] «1917»: La esperanza contra todo pronóstico

Durante la historia del cine ha habido múltiples versiones de las diferentes guerras de la historia universal. Múltiples y renombrados cineastas se han embarcado en el viaje de contar relatos de soldados durante las batallas mundiales de nuestra humanidad, y muy pocos logran colocarse en los primeros lugares en cuando a filmes bélicos se refiere. Sam Mendes ingresa también al cine bélico con una importante cinta que nos revelará el lado más sádico y real de la guerra, que además ganó el premio a Mejor Película en los recientes Globos de Oro.

1917 nos cuenta la historia de dos jóvenes que tienen una importante misión en la víspera de una de las batallas más importantes de la Primera Guerra Mundial: entregar un mensaje que podría significar un punto de inflexión en dicho combate entre naciones.

Los roles protagónicos del filme están interpretados por George MackKay (Capitán Fantástico) y Dean-Charles Chapman (Tommen Baratheon en Game of Thrones); dos actores no muy conocidos, pero que nos entregan una interpretación espectacular, impactante y que logra destacar frente al talento de diferentes actores de gran renombre. Ambos protagonistas nos logran transmitir una gran paleta de emociones, logran meternos de lleno en la acción de la película, e inmiscuirnos en sus sentimientos de tensión y estrés, pero también logramos relacionarnos con su objetivo principal y prominente amistad; ambos tienen gran química y logran un convincente trabajo. Y hay que estar muy atentos, pues pueden aparecer en más de alguna premiación durante la temporada de premios.

Sam Mendes (Skyfall y Spectre) se luce en la dirección; el cineasta ya había experimentado en sus producciones previas con un plano secuencia (lo vemos, por ejemplo, en el espectacular prólogo de Spectre), pero acá se lanza con la cinta completa filmada o queriendo parecer en una toma, con muy pocos cortes imperceptibles, pero sin duda con un arduo trabajo detrás de cámara, ofreciéndonos una clase magistral de cómo hacer que el cine bélico recupere la gloria que una vez tuvo. Cada escena está llena de tensión, secuencias estresantes, llenas de temor y que te hacen estar al borde del asiento, pero también con una gran cantidad de planos llenos de vida, en el que siempre sucede algo continuamente, con acciones sucediendo en cada lado de la pantalla.

Lo anterior se debe también a la fotografía de Roger Deakins (Blade Runner 2049 y El Jilguero); la película cuenta con hermosas tomas, tanto en claustrofóbicos lugares, en verdes planos amplios, e incluso en desérticos y desesperados lugares, la película mantiene una estética digna de una pintura. Simplemente no puedes equivocarte con un cinematógrafo de la talla de Deakins, la fotografía brilla en todos los aspectos y es, sin duda alguna, uno de sus puntos fuertes, con secuencias realmente espectaculares, que te quitarán el aliento.

La música y la edición de sonidos nos mantiene expectantes en todo momento, al punto de hacernos saltar con cada sonido de bala y explosión, debido a que no sabemos lo que nos puede esperar en cada esquina. Además de la banda sonora, que cumple su función de hacernos vibrar con cada pieza, y le otorga a la película un sentimiento diferente en cada escena, la música es capaz de hacernos llorar, emocionarnos, sentir miedo por nuestros protagonistas y sentir felicidad en diferentes puntos de la película.

La historia es muy simple, pero efectiva, ya que es prácticamente ir desde un punto hasta otro y entregar un mensaje; pero posee una carga emocional muy potente, todo esto es gracias al gran trabajo del director y de los diferentes actores del filme. La historia, además, es basada en las historias reales que el director, Sam Mendes -que también es guionista de la misma-, escuchaba de su abuelo y que materializó en una excelente producción.

nominados bafta 2020

1917, más que una película, se torna una experiencia cinematográfica como ninguna otra y que hay que vivir en la pantalla más grande y con el mejor sonido que puedas. Algo que vale mencionar es que el aspecto en el que se filmó la película está diseñado para pantallas IMAX, lo cual es bastante entendible, conociendo que el trabajo de Deakins, quien acostumbra a llenar la pantalla con diferentes elementos, logra capturar esto por completo.

La película llega en una época en la que las relaciones internacionales no están muy bien, y calza perfectamente con esta realidad, siendo una película que nos recuerda la crueldad de la guerra y contándonos quiénes son los verdaderos perdedores de los conflictos entre naciones.

1917 se encuentra en todos los cines del país y es sin duda uno de los contendientes más renombrados para la temporada de premios y un posible nominado para los futuros Oscars.

___

Por Manuel Eluardo


 

Te puede interesar….

Más contenido…