Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

29 diciembre, 2016

«Pasajeros»: En la soledad del espacio

Cuando una película como Pasajeros (Morten Tyldum, 2016) te explica –por medio del tráiler obviamente- que esto trata de dos personas varadas en una nave, automáticamente te puedes remitir a películas que han sabido abordar con más o menos éxito historias de corte similar, que han trabajado desde lo filosófico (2011: Odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968)), el terror (Alien (Ridley Scott, 1979)) o incluso un juego de ambas pasando por la acción (Sunshine (Danny Boyle, 2007)). Y si bien, esto te permite tener distintas miradas para una situación particular como quedar solos en el espacio, todas en algún momento coinciden en el punto moral de lo que puede generar la soledad absoluta y sin posibilidad de escapar de tu situación; lógicamente la inmensidad del universo inexplorado se presta para esto (no es lo mismo estar solo en una cueva donde existe al menos una salida que el espacio donde no demasiadas alternativas) y todo dependerá del cómo se maneje para saber si podremos llegar a buen puerto o no, y creo que en este punto, Pasajeros sale muy bien parado.

Cuando sabes con lo que cuentas

El inicio de la película es más o menos convencional; vemos la gran nave que nos lleva en este viaje, vemos información de esta a nivel técnico y también respecto a su tripulación, que se divide entre 5000 pasajeros y 300 encargados de la nave. El detalle, todos se encuentran en estado de hibernación porque el viaje son 120 años hacia un nuevo mundo. Pero como el viaje no podía ser tranquilo (porque de lo contrario no habría película), la nave atraviesa un campo de meteoritos con variados resultados en la máquina, entre ellos, provoca que una persona salga de su estado de reposo y se convierte en el único tripulante despierto de la nave. Es aquí donde podemos ver los primeros aciertos de la película, porque ese primer pasajero es interpretado por Chris Pratt y el film utiliza muy bien el carisma de este actor. Su descubrimiento de la verdad (no puede volver a hibernar y al viaje le quedan 90 años) es una secuencia llena de gracia y a pesar de que quizá su duración es más extensa de lo que podría haber sido necesario, en compañía de Pratt lo podemos disfrutar sin grandes contratiempos hasta acercarnos poco a poco a lo que se va convirtiendo la película, una lucha moral por las decisiones y consecuencias de nuestros actos. Es aquí donde despierta la otra pasajera interpretada por Jennifer Lawrence, quien, cuando la película esta decayendo un tanto vuelve a levantar la función para darle nuevos temas y situaciones.

El film vuelve a descansar en sus grandes actores, incluso en su tercer acompañante, un carismático robot interpretado muy bien por Michael Sheen (el infaltable androide) y quizá la película vuelve a pecar de alargarse demasiado para acompañar a la nueva pareja, pero tiene el mérito de siempre saber levantarse y darnos nuevas sorpresas ante el agotamiento de ideas, por lo que nunca llega a existir un bajón considerable y en todo momento podemos tener a Pasajeros como una ciencia ficción para disfrutar en la sala de cine, y ojo, de ser posible deben verla en pantalla gigante porque los efectos están muy bien logrados y cuando entra en tierra derecha pasando más a aspectos de acción pura y dura por la sobrevivencia, encontramos en todo momento una buena factura y nada que aquejar. Lo bueno, es que aunque de forma superficial, por momentos, nunca abandona las ideas y problemas morales que presenta lo que vemos en pantalla, por mucho que por momentos la idea pierda fuerza en pos de agradar al espectador, pero son cosas que no terminan por empañar el resultado final y se agradece.

Un buen estreno de la semana, con actores que son medianamente reconocidos por estos lados, será una buena elección, no se arrepentirá.

___

Por Enzo Destefani

 

 

 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…