Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Te Invito Al Cine

29 septiembre, 2017

Kingsman: el éxito de la carta blanca

Cuando al momento de hacer una película entregas carta blanca para hacer y deshacer se nota, cuando un proyecto se puede dar la libertad de dejar volar la imaginación y no estar regulado por calificaciones moralistas, se nota. Si obviamente este poder se lo entregamos a un director inteligente y capacitado somos los espectadores quienes salimos ganando, con un producto que sabe reunir todas las características para ser un espectáculo de principio a fin y, de esta manera, disfrutar de más de dos horas de cine palomitero a la vena con una perfecta mezcla de todos los ingredientes que nos permiten decir que estamos ante una de las diversiones del año. Bienvenidos a Kingsman: El circulo dorado (Matthew Vauhg, 2017).

1000 revoluciones por minuto
Destacaremos en todo momento el concepto de la carta blanca porque te da derecho a hacer lo que te venga en gana, desde una divertida parodia a Trump que no tiene asco en disimular -incluso con una forma de actuar del ‘US president’ tan absurda que llega a dar miedo si fuera real- hasta un curioso dispositivo viendo como es introducido por ‘ciertas partes’ del cuerpo femenino. No hay límites, y es aquí donde tenemos lo mejor de la película, no importa nada y el fin termina justificando los medios. Diversión a raudales. Ahora, todo exceso siempre es malo, y quizás por momentos se le puede ir la olla y aburrir al respetable, pero eso lo dejaremos más en una percepción personal para quien decida pasar por las salas nacionales a ver esta historia de espías comiqueros, porque he de reconocer que el placer de verse libre de hacer todo lo que se le venga en gana, nos entrega una película que quizás se pasa un poco en metraje y por momentos se puede sentir que hacen más de lo necesario. Pero nada que afecte la película, y una vez más, el fin justifica los medios.

 

Cuando todo es una fiesta
Siempre se agradece que el equipo completo esté como agradecido por participar en una película, se nota que lo están pasando bien y se entregan al 100% para sacar el máximo partido al material que tienen en las manos. Es así como vemos a una Julianne Moore como una villana tan exótica y divertida como temible, que ya se une al emblemático malulo creado por Samuel L. Jackson para la primera película –y como detalle ñoño, solo con dos películas han logrado generar villanos mejor desarrollados que las películas de Marvel-. Personajes que traen al recuerdo lo mejor de los malos de turno en la saga del agente 007, pero completamente recargados para ponerse a tono con lo que pide la película. A esto también se unen el protagonista Tagon Egerton, Colin Firth que solo expanden lo ya visto, e incluso lo ‘buenos nuevos’ que se suman como Chaning Tatum o Jeff Bridges, que aportan su grano gracias a Statesman, la versión gringa de los agentes británicos y un último invitado especial que lo dejaremos en secreto para no embarrar la cómica sorpresa.

Cuando decimos cómica es algo que se extiende a toda la película, el humor jamás se pierde y se hace presente en todo momento para recordarnos que debemos pasarlo muy bien hasta los créditos finales.

Nota aparte
Solo por el orgullo nacional que de repente le salta a uno cuando ve el triunfo de compatriotas en el extranjero, es que quiero destacar a Pedro Pascal. Ok, esta bien, no es que sea un producto 100% nacional ya que básicamente se crió en USA, pero ya que el siente las raíces chilenas muy arraigadas es que nos sumamos a su sentir y nos da orgullo ver que triunfa en las américas participando cada vez más de proyectos muy interesantes. Porque además su papel en Kingsman no se releva a un segundo plano, es algo más que eso y el disfrute de su participación es bastante entretenida, reservándose incluso varias escenas de lucha muy bien orquestadas –marca de la casa a estas alturas-, sobre todo la vista en el último tramo. Bien por Pascal.

Y bueno, para finalizar, nada más que agregar que pongan su mano al bolsillo y vaya a disfrutar de dos horas de una verdadera montaña rusa de acción y humor trepidante. No se arrepentirá.


Enzo Destefani Espinosa

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Te puede interesar….

[Reseña]«Bloodshot»: sed de venganza

[Reseña]«Bloodshot»: sed de venganza

Bloodshot es la nueva película basada en el popular superhéroe de Valiant Comics, protagonizada por Vin Diesel, quien encarna a Ray, un audaz y fuerte soldado que muere, pero gracias a la ciencia de la corporación RST es resucitado y además mejorado biológicamente. Si...

Más contenido…