Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Tania Zambrano Aguilera

14 junio, 2018

«El Alma de la Fiesta»: Divertida historia, gran moraleja

¿Cómo reaccionarías si tu madre quisiera entrar a la universidad?, ¿sería peor si se convirtiera en tu compañera? Este es el dilema central de El Alma de la Fiesta, que nos presenta de protagonista a la consagrada comediante Melissa McCarthy (SPY), quien, como siempre, nos logra sacar más de una carcajada en el cine.

La película, dirigida por Ben Falcone (Qué esperar cuando estás esperando), nos narra la historia de Deanna Miles, quien, posterior a que su vida se destruyera en un minuto al enterarse que su esposo quería el divorcio, comienza a pensar en sí misma y se enfoca en retomar sus sueños que dejó congelados en el pasado, como ser arqueóloga. Ahí es cuando decide ingresar a la universidad donde estudia su hija, convirtiéndose en compañeras de generación; sin embargo, esta adorable madre de chalecos llamativos conquistará a toda la universidad con su entusiasmo y sus ganas de vivir la vida con alegría y libertad, para encontrarse a sí misma.

Tal vez el guion escrito por Ben Falcone y Melissa McCarthy no es tan rápido como otras comedias estadounidenses, va a un ritmo relajado adentrándonos en la vida de esta mujer y en cómo va evolucionando hasta convertirse en “el alma de la fiesta”, como bien señala el título; no obstante, las cosas más divertidas de la película van justamente dentro de este personaje y en cómo se desenvuelve con su entorno, ya que nunca deja de tener alma de mamá, pero comienza a vivir todas las experiencias de universitaria, llegando a ser un personaje inspirador, dentro de lo cómico.

La principal crítica que se le puede hacer a la cinta es que los personajes secundarios caen en un cliché clásico de las comedias estadounidenses que es poner ciertos rasgos bastante ridículos y caricaturizados, lo que se puede observar en el grupo de amigas universitarias de Deanna y su hija, donde hay dos compañeras que durante toda la trama actúan estúpidamente, cayendo en lo absurdo. Sumado a esto, está el típico cambio de look, el cual suele convertirse en el hecho que marca el antes y después en la historia, cuando pueden existir aspectos mucho más esenciales para lograrlo, pero se sigue repitiendo lo ya probado en el género.

Sin embargo, la película en general tiene aspectos positivos, como por ejemplo no incluir las clásicas escenas asquerosas que utilizan para hacer reír en este tipo de género, sino que es un humor un poco más basado en aquello que es familiar para todos, como la relación madre e hija o las diferencias generacionales. Además de entregarnos una gran moraleja al mostrarnos una madre que toma las riendas de su vida y se decide a cumplir sus sueños y vivir su vida al máximo, destacando además el poder femenino como un gran apoyo a lo largo de la historia.

Finalmente, invitamos a quienes quieran ir a liberar el estrés semanal al cine, a que se relajen con esta divertida comedia y quizás hasta salgan motivados con cumplir algún sueño inconcluso.

___

Por Tania Zambrano Aguilera

 

 


 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…