Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Escrito por Tania Zambrano Aguilera

26 noviembre, 2021

Dios mío, ¿y ahora qué hemos hecho? | Review: diversidad, locura y amor de familia

Dios mio pero que te hemos hecho ahora pelicula francesa comedia

Dios mío, ¿y ahora qué hemos hecho? es la secuela de la comedia francesa Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho? y continúa meses después de la última cinta. Con una premisa similar a la primera entrega, el director Philippe de Chauveron nos invita a reflexionar entre risas sobre tópicos como: diversidad y familia.

comedia francesa
Captura de la comedia francesa Dios mío, ¿y ahora qué hemos hecho?

Nueva crisis familiar

La historia comienza con un viaje del matrimonio Verneuil hacia los países de sus yernos, demostrando así un acto de aceptación a sus culturas, aunque, obviamente, no libre de sus clásicas críticas. Así, cuando todo parecía estar en orden en la familia, explota una nueva bomba: todas sus hijas se mudarán fuera de Francia. De este modo, Claude y Marie harán hasta lo imposible por conseguir que sus yernos se sientan a gusto en el país y abandonen la idea de irse.

Nuevamente la parte más cómica la entrega este matrimonio francés católico, quienes en el proceso de aceptar las decisiones y diversidad cultural de sus yernos y amistades, cometen una infinidad de tropiezos y actos desesperados.

Por otro lado, se tocan a lo largo de la cinta diversas temáticas, desde los distintos tipos de discriminación a raíz de la ignorancia que reciben los inmigrantes, hasta la libertad de amar a alguien de tu mismo sexo. Algo importantísimo, pues los personajes más conservadores de la historia comienzan a aprender y aceptar, entregando así una enseñanza a los espectadores y espectadoras que puedan sentirse identificadas con ellos.

Familia Verneuil en Dios mio que te hemos hecho ahora
Familia Verneuil

Te puede interesar: Review de La Crónica Francesa: una incursión entrañable por el periodismo

Sin embargo, a pesar de sus aciertos, es importante mencionar que Dios mío, ¿qué te hemos hecho ahora? tiene un ritmo lento, sobre todo para ser comedia. Mas aquello se puede explicar por el origen de la producción y la visión norteamericana dominante.

Por todo lo anterior, la comedia francesa Dios mío, ¿y ahora qué hemos hecho? es una buena opción para disfrutar en familia en las salas alternativas del país.

Mira aquí el tráiler de Dios mío, ¿y ahora qué hemos hecho?:

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…