Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

30 mayo, 2017

«A toda velocidad»: Otro tipo de humor que funciona

Este jueves llega a los cines una nueva comedia francesa a nuestra cartelera que, si bien pudiera no ser para el gusto de todos, promete entretenernos durante una hora y media. ¿De qué trata? Vamos a ello.

Una familia normal comienza sus vacaciones de verano con la nueva adquisición, el automóvil soñado con la más alta tecnología. Pero cuando comienzan a disfrutar de sus comodidades es donde aparecen los problemas. El vehículo va fuera de control a 160 km/h y todos corren gran peligro. Esta singular familia está compuesta por el padre Tom (André Dussollier), cirujano plástico, la madre embarazada, Julia (Caroline Vigneaux), los niños, el abuelo y una viajera invitada que vuelven la travesía más que una experiencia. El viaje desastroso muestra a cada uno de los personajes de la familia: pasajeros con problemas que resolver, diferencias y secretos que aumentan el conflicto. ¿Qué malo les podría pasar? A pesar de que cuentan con la ayuda de la policía todo se vuelve cada vez más peligroso.

Este filme aunque no logra ser una joya de la comedia, logra entretener durante todo este viaje lleno de percances. Destacando a sus pintorescos personajes secundarios que nos distraen momentáneamente de la secuencia del automóvil, especialmente el vendedor del vehículo, que es un experto en el manejo de situaciones incómodas, y los policías haciendo su trabajo y algunos no tanto.

Se consigue el nerviosismo y, lo más importante, la preocupación por la familia. Una situación grave que se transforma y da paso a la comedia en todo momento. Siempre se dice que las personas se ven tal como son cuando son puestos bajo presión, y todos muestran su verdadera cara tratando de solucionar el gran problema de esta desafortunada familia.

Visualmente agradable y con una cuota de acción justa y necesaria para tratarse de una comedia, y resulta interesante el cómo logra que no se pierda el interés durante todo el viaje. Cabe destacar las hilarantes situaciones y los problemas que añade el abuelo una y otra vez. Aún así es inevitable no hacer la comparación con otras películas como Vacaciones o Todo un Parto, pero su extravagante toque francés le da vida a la aventura, tomando en cuenta que está en un idioma al que no estamos muy acostumbrados. No obstante, se utiliza el inglés en momentos y frases precisas que son más familiares y con una intención de solo aportar a las situaciones cómicas.

Una comedia francesa que aunque es poco habitual por estos lados, sorprende y logra su cometido que es pasar un buen rato.

___

Por Carla Salinas

 

 

 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…