Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Tania Zambrano Aguilera

18 noviembre, 2020

El Botón de Nácar | Review: una poética introspección que nace del agua

el boton de nacar documental patricio guzman

El destacado cineasta nacional Patricio Guzmán estrenó en el año 2015 El Botón de Nácar, documental que continúa con la antología que había iniciado hace cinco años atrás con Nostalgia de la luz y que acaba de finalizar con La cordillera de los sueños. Un trabajo centrado en nuestra conexión con la naturaleza, con nuestro pasado y con la historia de nuestro país.

Bajo la premisa de que el agua tiene memoria, Guzmán nos invita a un recorrido por el sur de Chile para encontrarnos con los vestigios de los indígenas patagones. Desde allí, y con el agua como protagonista, comienza a conectar distintos momentos de la historia del país, sobre todo buscando respuestas sobre aquellos que sufrieron la vulneración de sus derechos y cuyo dolor conserva el mar.

El boton de nacar documental chileno
Captura de El Botón de Nácar

Un guion galardonado

Definitivamente, de los elementos más destacados de esta representante del cine chileno es su guion. Lo más sorprendente es cómo, a través de un relato pausado y reflexivo hecho por el director, El Botón de Nácar va uniendo diversas temáticas, como por ejemplo, los indígenas de la Patagonia, el sonido del agua, la lengua kawésqar, los detenidos desaparecidos, el golpe militar; y finalmente da un cierre redondo y un sentido a esta extraña, pero simbólica combinación. Un trabajo de joyería que claramente merecía el Oso de Plata que obtuvo en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Por otro lado, el documental presenta una gran investigación, acompañada de material de archivo, y complementa la narración con entrevistas a diversos expertos y miembros de la cultura nacional, como el poeta Raúl Zurita, quien reflexiona sobre la búsqueda constante de respuestas que experimenta el ser humano.

No obstante, si hablamos de entrevistas importantes en El Botón de Nácar, no podemos dejar de mencionar a Gabriela Paterito, una de las últimas descendientes kawésqar. Su participación en la producción, sumada a la de otros miembros de pueblos indígenas, hace de esta obra una pieza invaluable; debido a que la cinta se encarga de rescatar parte de las lenguas de la Patagonia, y en ella, conocer un poco de sus tradiciones y de sus más preciados recuerdos.

El boton de nacar documental de Patricio Guzman
Gabriela Paterito, descendiente kawésqar

Contenido impactante y belleza audiovisual

Si hablamos de los aspectos técnicos, el fime de Patricio Guzmán cumple a la perfección. En primer lugar, su fotografía, dirigida por Katell Djian, es impecable, tanto en planos detalles como general. Mientras que, la banda sonora del documental, a cargo de José Miguel Tobar y Miguel Miranda, acompaña muy bien la emoción que transmite el relato.

Solo existe un punto que puede alejar a algún espectador o espectadora de esta cinta y es el fragmento que recrea los métodos de tortura en dictadura y la preparación de los cuerpos previo a ser arrojados al mar. Aunque es un contenido necesario, educativo y que clama justicia por los detenidos desaparecidos, puede que no sea recomendable para víctimas del régimen militar, ya que puede abrir alguna herida del pasado.

En otras palabras, El Botón de Nácar es un documental imperdible que mezcla la investigación, el archivo y las entrevistas, a través de una narración metafórica y atractiva, tanto en contenido como visualmente, y que logra generar una mágica conexión de la historia de nuestro territorio, todo a raíz del encuentro de dos botones.

¿Lo mejor de todo? Sigue disponible de forma gratuita en Ondamedia.

Mira aquí el tráiler del documental El Botón de Nácar:

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…