Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Te Invito al Cine

9 septiembre, 2020

El año del tigre | Review: la conmoción frente a la libertad

El año del tigre reseña

Pocas películas han girado en torno a un concepto tan familiar para quienes vivimos en Chile como son los terremotos. Y es que El año del tigre nace como consecuencia del sismo ocurrido el año 2010 con un epicentro marítimo que significó, además, el posterior tsunami que terminaría por derrumbar aquello que había dejado en pie el segundo terremoto más fuerte registrado en la historia del país. Frente a este panorama nacional, de grandes pérdidas humanas y de víctimas de diversos daños, tal como un ejercicio neorrealista, es que Sebastián Lelio y su equipo deciden partir a registrar.

Reseña El año del tigre
El año del tigre, película chilena

El año del tigre (2011) cuenta la historia de Manuel (Luis Dubó, Pacto de fuga), un interno de la cárcel que recibe la visita de su esposa, Marcela (Viviana Herrera). Él vive el día a día con sus compañeros, hasta que una noche un gran terremoto abre las puertas hacia un posible escape, frente al cual muchos deciden actuar y, finalmente, huir, entre ellos él. Una vez fuera, escabulléndose de la policía, Manuel visita a su familia, enterándose de que el tsunami arrasó con todo, volviendo a esta nueva libertad un presente vacío que trae consigo una nueva y cruel realidad.

El ejercicio neorrealista

La película dirigida por Sebastián Lelio y guionizada por Gonzalo Maza, rodada apenas dos meses de ocurrido el terremoto en la zona de Iloca, fue construyéndose a medida que se rodaba, bañando de un tinte documental lo que se presentaría luego como un drama de ficción. Los escenarios y situaciones a las que se enfrentaron quedaron plasmados como un registro visual de un territorio arrasado por un terremoto que no solo destruyó objetos y hogares, sino también cuerpos. Registro de una cámara en mano, desde la fotografía de Miguel Littin, que nos hace preguntarnos qué ha sido manipulado y qué no.

Lelio reveló que esta historia nació de forma paralela mientras llevaba a cabo la realización de otra película y que fue el impacto de lo sucedido en ese entonces lo que los guió hacia esta nueva historia, en donde distintas situaciones, como la fuga masiva de los reos en la cárcel de Chillán o la aparición de un tigre perteneciente a un circo también devastado, pudieron crear en él una conexión, si se quiere poética, que funcionaría cinematográficamente.

Reseña El año del tigre, Luis Dubo
Luis Dubó en El año del tigre

El cuestionamiento de la libertad

Uno de los conceptos más presentes es la ausencia, de lo que había sido, de un futuro claro, de la familia y de motivaciones. Entre estos incógnitos sucede el encuentro entre Manuel y el capataz (Sergio Hernández) y se crea un momento que desborda naturalidad, demostrando sus capacidades actorales —en una escena no poco compleja— y revelando el acierto de un casting que busca representar a hombres comunes que trabajan la sobrevivencia frente a la cual se vuelven cazadores, sin dejar por ello a un lado las inquietudes frente a la realidad que se les presenta.

Te invitamos a leer aquí otras reseñas de cine chileno

El año del tigre logró demostrar, una vez más, la sensibilidad de Sebastián Lelio, quien lejos de buscar un éxito comercial frente a un hecho que pudo haber sido tratado de manera grandilocuente o como una mera atracción propia de la condición telúrica de Chile, logra representar y revivir en tan solo 82 minutos de película, una cruda realidad desde algo tan humano como el cuestionamiento frente a lo que significa la libertad del hombre y su valor.

A continuación, el tráiler de El año del tigre:

___

Por Camila Miranda

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…