Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Escrito por Te Invito al Cine

10 septiembre, 2017

«ARTAX», un nuevo comienzo: Lo nuevo de Gonzalo Valenzuela

Ya está en cines Artax, la película chileno-argentina dirigida por Diego Corsini.

La producción cuenta la historia de Mariana (Celeste Cid), una argentina que ha dedicado toda su vida a la equinoterapia. En una noche de tormenta, comienza a contar la historia de cómo llegó a donde está ahora.  

Su relato parte en Argentina, en la casa de sus padres donde conoce a un chileno (Tiago Correa), que la hace abandonar su país y venir a Chile para empezar una vida nueva y alejada de su padre abusivo.

Tras la muerte de su marido, Mariana se ve con muchas deudas y a cargo de las tierras que le fueron heredadas. Su situación de deuda pone en juego su hogar y a su caballo, Artax, el único equino con el que su hijo Bruno (que sufre Asperger) posee un vínculo especial.

Es a partir de eso que Mariana comienza la búsqueda de un entrenador de caballos (Gonzalo Valenzuela) que pueda adiestrar a Artax para que participe en carreras y les otorgue los ingresos necesarios para ir pagando su deuda…

Cuando vi el tráiler, pensé que Artax sería una película parecida a Flicka (2006), con una historia de romance detrás (considerando que tiene a Gonzalo Valenzuela y a Celeste Cid como protagonistas). Pero no. Aunque la producción intenta seguir una línea, finalmente consigue ser una ensalada de temas dentro de una película. Hay muchas cosas cuya explicación queda a medias.

Yendo a la parte más técnica, Artax peca con su duración: al intentar abarcar muchos temas, en ciertas partes la película se hace interminable para el espectador y no se justifica la hora y 40 minutos de duración.  

La banda sonora incluye a la uruguaya Loli Molina que, aunque aporta con una canción bonita y del estilo de la película, se abusa de ella y se reproduce, al menos, cinco veces a lo largo del filme.

Pero no todo es terrible. La grabación del filme fue realizada entre Santiago y la V Región y cuenta con escenarios naturales muy bonitos.

Artax, un nuevo comienzo, no busca quedar como la mejor película chilena, pero de todas maneras emociona por su historia apasionante y por la conexión que existe entre Artax y Bruno. Recomendada para verla en familia.

 

 

 

 


 

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…