Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Escrito por Cristopher Ahumada Lazo

21 diciembre, 2020

El Sonido del Metal | Review: resignificar la comunicación

El Sonido del Metal Review

El Sonido del Metal propone una inmersión rápida en su mundo. En los primeros minutos, la ópera prima de Darius Marder adelanta el viaje hacia la hostilidad, la frustración y el silencio que vivirá su protagonista. Con planos cerrados, pocos personajes y una sencilla historia de negación-aceptación, la película destaca por la intensa interpretación de su protagonista y por la experiencia sensorial en su uso del sonido. A continuación, te invitamos a leer nuestra review sin spoilers de El Sonido del Metal.

El filme de Amazon Prime Video sigue a Ruben (Riz Ahmed), un baterista de un dúo de punk metal que vive con su novia (Olivia Cooke, la vocalista) en una casa rodante. Juntos giran por Estados Unidos presentando sus conciertos. Sin embargo, esa libertad y ese mundo anclado a la fuerza de sus percusiones, se silencia cuando el protagonista pierde repentinamente la audición y debe convivir con una realidad inexplorada.

Reseña de El Sonido del Metal, protagonizada por Riz Ahmed
Riz Ahmed, protagonista de El Sonido del Metal

La potente entrega de Riz Ahmed 

Ahmed (Venom, The Night Of) ofrece una interpretación sólida y eficaz, que resiste los planos cerrados durante toda la película y sostiene las dos horas de relato. Tiene la habilidad para transmitir desesperación, frustración e ilusiones; pero sin soltar la terquedad de un hombre que busca ocultar su vulnerabilidad y que, finalmente, lucha contra sí mismo.

La interpretación del británico suena entre los nombres fuertes de la próxima temporada de premios y ya ha sido reconocida en los recuentos de lo mejor del año. ¿Otro de los motivos? Se trata de una actuación que le deja mucho más peso y responsabilidad al cuerpo como medio de expresión que a la voz. Aquí, los ojos, las manos e incluso las marcas en la piel son un motor narrativo. 

Darius Marder, apoyado por el director de Blue Valentine en el guion, expone el mundo interno de los personajes y su propia mirada a través de los tatuajes, las cicatrices, la comunicación en la lengua de señas y la fuerza de la mirada.

El director también plantea, explícitamente, la relación del personaje con una especie de autodestrucción y de sensación permanente de que su mundo lo está matando. Lo hace con sus decisiones, pero también con elementos literales, como el tatuaje que cruza su pecho con la frase “Please Kill Me” o la canción de un momento culminante que repite (en francés) la expresión “este amor me está matando”.

Sound of Metal, de Darius Marder.
El director trabajó con actores sordos en la filmación

Experiencia sonora inmersiva

El diseño sonoro es el punto más fuerte de la película y, tal vez, uno de los mejores del último tiempo al permitir que el espectador se sumerja en el mundo interno del protagonista. El director destaca algunos sonidos por sobre otros en la edición, distorsiona voces y ruidos del ambiente; apela al silencio en algunas secuencias e implica al público para escuchar desde la cabeza del protagonista su propia frustración.

Esos recursos, tal como lo vive Ruben, llevan a replantearse y resignificar los códigos de comunicación. Pero esa experiencia inmersiva, que Darius Marder trabajó por largos meses en montaje sonoro, se usa solo en algunos momentos del filme, por lo que parece acentuar solo lo que el director quiere mostrar. Destacan, de todas formas, un par de secuencias de este tipo —sobre todo la de una fiesta familiar— que emocionan y turban. 

Te puede interesar: reseña sin spoilers de Evil Eye

El director también incorporó actores sordos al reparto para darle un sustento real y, probablemente, para reafirmar la tesis que tanto le cuesta entender al protagonista: la no victimización de la comunidad sorda y la aceptación de que no debe ser tener una connotación de discapacidad. 

En síntesis, El Sonido del Metal es una película que respeta cabalmente la estructura de los tres actos del cine, lo que nos lleva a anticipar hacia dónde se conduce. En términos audiovisuales es un símil de lo que vive su personaje: un viaje del ruido y el caos al silencio y la introspección. Tiene múltiples logros sonoros e interpretativos, pero es en la forma de contar el relato, más que en el arco de su protagonista, donde yacen sus puntos de elogios y de pulsión. 

A continuación, te invitamos a ver el tráiler de El Sonido del Metal:

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

teinvitoalcine

Más contenido…