“Vértigo”, esa cinéfila debilidad

En lo que respecta al cine, para todos aquellos que respetan el término autor o clásico, existe una delgada línea que nos confunde y muchas veces esas palabras se usan a destajo mezclándolas con sensaciones más bien personales –algo un poco contradictorio considerando que el cine es un arte que se basa en los gustos propios y la subjetividad-. Pero cuando ambos términos se conjugan para recordar a quienes han logrado trascender en la historia, no existe nadie que pueda debatir tal efecto. El clásico que nos ocupa hoy, es así, una cinta que demuestra lo mejor del maestro del suspenso por excelencia, Sir Alfred Hitchcock, quien nos despliega una clase de cine en términos técnicos y prácticos logrando una obra atemporal que nos invita a adentrarnos en un viaje junto a uno de los mejores directores de cine.

Vértigo-Te-invito-al-cine-2-638x250

Más cine por favor

Vértigo (1958) trata sobre Scottie, un detective privado que, debido a una persecución por los techos de la ciudad de San Francisco, casi se cae, provocando en él un miedo inusitado a las alturas y a la extraña sensación de que todo a su alrededor se mueve dejando escapar al criminal. Este suceso lo lleva a retirarse del servicio, pero el llamado de un amigo que teme por el suicidio de su esposa, lo llevan de regreso a las calles, con consecuencias inauditas para nuestro protagonista.

La premisa -en un principio sencilla- se convierte en un coctel de emociones en las manos del privilegiado director; amor, suspenso, intriga, falso culpable son parte de una cinta que funciona como reloj en cada uno de sus planos. Demostrando un trabajo donde todas las áreas destacan en su cometido. Lo realizado por el gran James Stewart –a pesar de eso, último trabajo entre el actor y el director- y Kim Novac, nos demuestra lo importante que es la química entre los actores; como una mirada, un gesto, puede decir tanto y hacernos partícipe del subtexto de las acciones. Los maravillosos colores en los que se enfunda a la ciudad de San Francisco, las convierten en una protagonista más de la historia ya que los colores son muy bien usados para acompañar las emociones de los personajes, escenas como la del museo donde se conocen por primera vez los protagonistas nos habla de una meticulosa planificación para que la historia se llene de ese tinte de suspenso y misticismo, considerando el juego sicológico en el que se verá inmerso Scottie una vez pasada la primera mitad del metraje, ya que la película tiene dos partes muy bien diferenciadas después de cierto suceso que prefiero no develar para respetar a aquellos que aún no se han acercado a esta obra maestra del cine.

Cuando la historia juega a favor

A día de hoy, es extraño pensar que sucedió con ciertas películas cuando estas ya son de dominio público, pero Vértigo no fue apreciada en su momento ni por público ni por crítica que vieron en ella una de las más bajas películas de su director después de éxitos como Crimen Perfecto o La Ventana Indiscreta (ambas de 1954), además considerando lo extraño que les pareció las personalidades de los personajes, pero la historia –y la política de autor impuesta por la cinematografía francesa- de a poco la ha ido encumbrando como una obra imprescindible dentro de séptimo arte donde la puesta en escena es una clase de cine y una demostración de cómo usar la técnica cinematográfica en pos del mensaje y del divertimento que tan bien entendía el director británico.

Como el maestro del suspenso que era, Hitchcock siempre mencionaba que el suspenso funcionaba como tal si el espectador tenía más información que el protagonista y si bien, en muchas veces durante su metraje, los sucesos nos pillan tan de sorpresa como al personaje interpretado por Stewart, en otros momentos podemos dar fe de lo bien que funciona este concepto, incluso jugando con un final que nada tiene del Happy Ending tan habitual en Hollywood.

No una ni dos, muchas más

Esta claro que Sir Alfred es de esos directores que te debes acercar cuando te inicias en el cine; ya sea porque podrás disfrutar todo lo que ves en pantalla, así como puedes ver en cada plano lenguaje del cine a destajo demostrando una vez más su manejo del arte que veríamos multiplicado en cintas como Psicosis o Los Pájaros.

___

Por Enzo Destefani Espinosa

 

Comentarios de Facebook

2 Comentarios

  • ViajeroTailandia Reply

    31 octubre, 2018 at 05:18

    Hola mu buena nota, parece que don google me condujo directamente a la
    info que estaba buscando, amo Tailandia y espero volver en breve, me suscribo a ver las nuevaspublicaciones, muchas gracias Buena
    nota

  • viajero Reply

    27 febrero, 2019 at 21:32

    Hola me ha agradado mucho esta nota, espero haber cogidobuena nota,
    me encanta Tailandia y planeo volver el próximo mes me quedo chequeando algunas
    mas, me apunto a esperar las novedades, muchas gracias

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password