«Una serie de eventos desafortunados»: Las desdichas de los huérfanos Baudelaire

El pasado 13 de enero se estrenó la nueva propuesta de Netflix: Una serie de eventos desafortunados. La serie cuenta historia de los hermanos Baudelaire -Violet (Malina Weissman), Klaus (Louis Hynes) y Sunny (Presley Smith)- que quedan huérfanos tras un incendio ocurrido en su mansión. El Sr. Poe (K. Todd Freeman) es el encargado de cumplir la voluntad de los padres de los -ahora- huérfanos Baudelaire, por lo que es su deber encontrarles un tutor, cuyo requisito principal es que sea un pariente. Es así como llegan a vivir con el Conde Olaf (Neil Patrick Harris), un hombre desagradable que hará hasta lo imposible para quedarse con la fortuna Baudelaire.

Basada en los libros de Lemony Snicket, esta temporada de solo ocho capítulos abarca los cuatro primeros libros (Un mal comienzo, La habitación de los reptiles, El ventanal y El aserradero lúgubre), dedicándole dos episodios a cada uno. En cada uno de estos, los Baudelaire están a cargo de un nuevo tutor y el Conde Olaf se disfraza de algún estrafalario personaje para lograr volver a tener la custodia de los huérfanos.

El tratamiento que se le dio a esta serie es distinto a lo que pudimos ver en la película del 2004. Esta nueva versión está mucho más apegada a los libros, lo que ayuda a intensificar lo absurdo, la ironía e incluso ese lado más “oscuro” y tragicómico que Lemony Snicket plasma y que no se vio tan reflejado en la película.

Si bien Lemony Snicket es el autor de esta saga, también es un personaje más. Interpretado por Patrick Warburton, continuamente va narrando los hechos que van desarrollándose a lo largo de cada episodio. Si bien es así como sucede en el libro, al traspasarlo a imágenes este recurso fue un poco excesivo y en ciertos momentos llega a ser fastidiante.

Hasta el momento, la serie ha tenido muy buena recepción, contando con casi cinco estrellas en Netflix e IMDb y muy buenas críticas de parte de los medios. Destaco principalmente al gran elenco que la conforma y el trabajo de maquillaje y vestuario, ya que la mezcla de ambos logró formar perfectamente a cada personaje.

Solo queda esperar que Netflix confirme al menos dos temporadas más para abarcar los nueve libros que hacen falta. Y, quien sabe, quizá la desdichada vida de los Baudelaire pueda, en algún momento, tener un final feliz.

___

Por Pamela Ramírez

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password