“The Walking Dead”… no solo una serie de zombies

El apocalipsis zombie ha llegado, y eso lo deja muy claro desde un principio esta serie, que llamó la atención de millones de personas a nivel mundial, con un trabajo de maquillaje increíble, y un desarrollo de sus personajes destacable, donde se ha podido ver el crecimiento en cuanto a lo físico y emocional de muchos de ellos. “The Walking Dead” muestra el enfrentamiento contra zombies, sin embargo, no se queda ahí, va mucho más allá mostrando el comportamiento humano frente a situaciones drásticas y dramáticas.

Con una primera temporada de sólo 6 episodios, esta serie impresionó por su realismo y un gran guión, atrayendo a millones de fanáticos y generando un culto alrededor de esta serie, sin embargo, ya con 8 temporadas a cuesta, ha sumado más detractores que fanáticos, la mayoría con la molestia de que cada vez la interacción con los zombies sea menor, sin embargo, esa no ha sido su mayor debilidad. Con el cambio de showrunners a través de los años, la serie ha perdido un poco de mística en su línea general, sin embargo, en muchos capítulos aún es posible encontrarla, demostrando que no es una mala serie, si no que todo lo contrario.

“The Walking Dead” cuenta la historia de Rick (Andrew Lincoln), quien tras despertarse de estar en coma se encuentra con todo a su alrededor abandonado, sin personas, hasta el momento que se cruza con un caminante, o mejor conocido por la mitología general como un zombie. Rápidamente Rick debe comprender el nuevo mundo en el que ha despertado, al cual decide hacerle frente, y es gracias a esta decisión como se van desarrollando los futuros capítulos, conociendo a más sobreviviente del apocalipsis, encontrando a su familia, amigos, nuevos amigos y también enemigos.

Basada en el cómic escrito por Robert Kirkman, la serie ha buscado ser lo más fiel posible a su referente, como un directo mensaje a los fans de los cómics, sin embargo, se ha dado la oportunidad de tomar licencias creativas para sorprender a fans y aficionados al género, teniendo distintos tipos de escenarios que también es posible observar en las viñetas, como por ejemplo una prisión, y otros tipos de asentamientos que han dado lugar a tramas narrativas que se han desarrollado de muy buena manera, aunque en ocasiones la velocidad no ha sido la adecuado, tendiendo a tomarse todo con mucha calma. La inclusión de personajes que no aparecen en el cómic también ha sido importante, el mejor ejemplo es el personaje de Darryl (Norman Reedus), quien ha alcanzado gran popularidad, y ha sido hasta el día de hoy el gran aliado de Rick, transformándose en uno de los protagonistas de la ficción.

En este momento la serie vive un gran momento en su desarrollo al estar enfrentándose a uno de los mayores enemigos con el que se han cruzado los protagonistas, se trata de Negan, interpretado por el conocido actor Jeffrey Dean Morgan, el cual ha sumado una cuota de dramatismo e ironía difícilmente antes visto en televisión.

“The Walking Dead” no solo es una serie de zombies, he hecho, hoy en día se podría decir que estos son lo menos importantes, sino que se trata de una serie del drama humano, de como el concepto de sobrevivir puede alterar las mentes de las personas, para bien o mal, es una serie de la que se puede aprender mucho como sociedad en búsqueda de un futuro para vivir en comunidad.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password