Game of Thrones [tercer capítulo]: Los muertos ya están aquí

[Alerta de Spoiler]

Comenzó lo que muchos estaban esperando desde el inicio de esta nueva y última temporada: la batalla en Winterfell entre el Ejército de los Muertos -liderado por el Rey de la Noche- y el Ejército de los Vivos liderados por Daenerys, Jon Snow y las hermanas Stark.

“¿Qué le decimos a la muerte? Hoy no.” Esa fue una de las frases decisivas de este capítulo. Melisandre reapareció al inicio de la batalla y tuvo una importante participación, además de ser quien impulsó a Arya Stark a no rendirse ante la muerte.

Arya, uno de los personajes que tuvo una transformación al transcurso de las temporadas demostró ser una guerrera fuerte y estratégica. A pesar de que todo iba en contra en Winterfell, no cesó y fue quien salvó a Bran, el Cuervo de los Tres Ojos, del Rey de la Noche, quien estaba a punto de asesinarlo.

Pero no olvidemos a otros personajes que retrasaron el avance del Ejército de los Muertos y su líder, Theon y Lady Mormont, mártires que sacrificaron su vida luchando, contribuyendo con su muerte. Eso sí, hubo más muertes emblemáticas que no mencionaremos.

Daenerys y Jon, fueron otros quienes estuvieron en riesgo de morir ante el inminente avance, superioridad y poder del Ejército de los Muertos, pero que fueron salvados en esos momentos difíciles. Daenerys fue rescatada por Jorah, su fiel servidor, quien lamentablemente falleció en la lucha. Una muerte que dolió por su lealtad inquebrantable.

Jon fue uno de los personajes que estuvo bajo en cuanto a su protagonismo y en cuanto a colaboración en la batalla, a pesar de haber sido quien dio aviso a todos de la existencia real del Rey de la Noche, pero claramente nos hubiéramos esperado más de él en este capítulo tan crucial con la continuidad de la serie.

Pero quizá eso se debe a lo que comentamos en el inicio: el protagonismo de Arya Stark. La joven aparece en los minutos críticos del desenlace del capítulo, cuando todos nos esperábamos una derrota y el triunfo del Rey de la Noche. Arya se lanza sobre él para atacarlo con un Viadriagón -la única arma capaz de “matar” a los muertos-.

Pero el Rey le retiene su brazo, quedando prácticamente colgando en el aire. Sin embargo, Arya suelta el Vidriagón cayendo en su otra mano y se lo entierra al Rey de la Noche, acabando con la batalla.

No cabe duda que este tercer capítulo de la octava temporada de Game of Thrones ha sido uno de los más importantes. Y uno que nos mantuvo concentrados en la pantalla con el estómago apretado por la desventaja que había en Winterfell y el constante ataque de los muertos. Fueron 82 minutos de alta tensión y de sólo enfrentamiento.

En el avance del próximo capítulo, que tendrá una duración de 78 minutos, se ve la preparación y concentración de Daenerys en la batalla contra Cersei Lannister, para luchar por el Trono de Hierro, el foco y razón de la serie misma.

Recordemos que Cersei se quedó en Desembarco del Rey, sin enviarle un ejército a Daenerys, quebrantando la promesa que le había hecho, respecto a apoyar en la lucha contra el Rey de la Noche.

Por Constanza Yáñez Coñoepan

 


 

Comentarios de Facebook

1 Comment

Responder a «Game of Thrones»: giros inesperados previo al último episodio – Te Invito Al Cine Cancelar respuesta

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password