«Sicario: Día del soldado»: Una lluvia de balas y sangre

La frontera entre México y los Estados Unidos históricamente ha sido un foco de conflicto, sobretodo en los últimos años, con acontecimientos que han puesto el tema en boca de casi todo el mundo. Sicario: Día del soldado, dirigida por el italiano Stefano Sollima (ACAB – All cops are bastards) y protagonizada por Josh Brolin (Oldboy, Deadpool 2) y Benicio del Toro (Traffic, Che),  al igual que su predecesora Sicario: En tierra de nadie, tiene su principal punto de tensión precisamente en esta controversial frontera, poniendo sobre la mesa un asunto delicado, como lo es el tráfico de personas y la participación en esta problemática de los carteles de narcotráfico.

Todo inicia cuando el gobierno de los Estados Unidos, ante el ingreso de terroristas ilegalmente a través de la frontera, solicita al agente Matt Graver (Brolin) que con un grupo de las fuerzas especiales se haga cargo de esta situación. Para esto Graver nuevamente deberá colaborar con Alejandro (Del Toro), quien tiene como principal motivación la venganza hacia Carlos Reyes, uno de los jefes de los carteles. Paralelamente se va contando la historia de Miguel Hernández (Elijah Rodríguez), un joven de familia mexicana que ingresa al mundo del tráfico de personas;sin embargo, llega un punto en la película en que las historias se cruzan como parte importante del desenlace.

Para solucionar este asunto, la idea que plantea Graver al gobierno, es generar una guerra entre los carteles para que se debiliten entre ellos y luego atacarlos, algo así como “divide y vencerás» y para esto sugiere realizar un atentado en cada uno de los carteles adjudicando la responsabilidad al bando contrario, siendo el más importante el secuestro de Isabela Reyes (interpretada por Isabela Moner), hija menor de Carlos Reyes uno de los jefes del narcotráfico y con quién Alejandro tiene asuntos pendientes.

En cuanto a lo que podemos destacar de esta cinta, está la gran calidad de las actuaciones del reparto principal, en el caso de Brolin, como ha sido la tónica durante este año, nos entrega a un tipo rudo, dispuesto a hacer lo que se deba con tal de cumplir con su deber, sin importar que eso conlleve mancharse las manos. Si bien, su personaje no es un hombre muy complejo, y suele haber uno como él en muchas otras películas del genero, Brolin logra convencer con una muy buena interpretación.

Por otro lado, tenemos a la dupla que se lleva gran parte del peso de la historia, y el componente dramático presente en ella; la joven Isabela Moner, quien a pesar de su corta edad y poca experiencia en el cine realiza un excelente trabajo como Isabela Díaz, una chica dura y conflictiva, pero que en el fondo no deja de ser solo una niña; y el ya consolidado Benicio del Toro, quién está vez nos entrega más dimensiones del misterioso Alejandro y que, a pesar de que su personaje al inicio se mueve principalmente por venganza, evoluciona durante el transcurso película y entabla una interesante relación con Isabela, la hija del sujeto del que buscaba vengarse.

Otro aspecto a destacar es el retrato que se hace de la violencia, Sicario:Día del soldado no escatima cuando se trata de reflejar lo crudo de la problemática central de la cinta, desde el solo hecho de cruzar la frontera de forma ilegal, a situaciones con mucha sangre de por medio, como ejecuciones, asesinatos, balaceras, asaltos militares y explosiones, las cuales son muy bien representadas en la película, en gran parte gracias a la buena edición de sonido y dirección de fotografía con que cuenta esta producción.

Tal vez lo más flojo de la cinta se encuentra en el trato que se le da al asunto del terrorismo, puesto que, si bien se presenta inicialmente como uno de los conflictos de la película, el tema no trasciende más allá de lo poco que se desarrolla en ese inicio, careciendo de relevancia dentro de la trama. Por otro lado, tenemos la extensión de algunas escenas, lo cual si bien logra aportar en algunas ocasiones con dramatismo, le resta dinámica a la acción que de pronto busca el espectador en este tipo de películas.

Aún con eso, Sicario: Día del soldado es una muy digna sucesora de la primera entrega dirigida por Denis Villeneuve y una muy buena opción para ver a partir de este 28 de junio en los cines del país, si disfrutas de las películas del género.

 

Por Alexander Carrasco


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password