Shivaay: El súperhombre made in India

Así como hablamos hace un tiempo de Rescate Suicida (Nikolay Lebedev, 2016), en torno al ingreso de cine internacional no proveniente de Hollywood y las dificultades que podría tener para encantar al público nacional, hoy nos encontramos con el tercer intento de Bollywood (cine made in India) de ganarse el corazón chileno.

shivaay-te-invito-al-cine-3

Es importante aclarar que para lograr ese cometido, primero debemos romper la barrera cultural en cuanto a todo lo conocido en años de ver cine norteamericano y europeo, aquí la India y su cultura es dueña y señora de la función. Con esto, abrimos recién un poco las puertas para entender lo que estamos viendo. Porque si bien, el acercamiento que puede tener Shivaay (Ajay Devgn, 2016) a nuestras mentes cinéfilas es por medio de viejos conocidos como la acción o la tragedia, no es menos cierto que el prisma Hindú a todo esto nos puede tomar por sorpresa si es que no estamos bien sentados.

Shivaay, el musical

Si entre nuestros lectores existen conocedores del cine bollywoodense (si es que existe esa palabra) saben que la música es parte fundamental de sus películas; no simplemente como el uso extra diegético que todos conocemos (música que solo escuchamos los espectadores y que acompañan la acción para resaltar un sentimiento o una situación) sino que también como un reforzamiento a la historia en sí, un apoyo para contar quizá parte de la historia y lo que se supone es tal vez un resumen para adelantar los hechos se convierte, en este caso, en un videoclip dentro de la película. Muchos se burlan de este recurso utilizado en el cine indio, pero es parte de lo que los identifica y, en ese sentido, debemos abrir nuestra credulidad, pero el problema que desde el aspecto puramente cinematográfico la película se resiente en estos momentos y alarga la función más de lo necesario, porque en total tenemos aproximadamente 4 o 5 videoclips de la película que agregan minutos sin aportar nada nuevo a lo que estamos viendo.

Shivaay, el lucimiento

shivaay-te-invito-al-cine-2Cuando estás viendo la película te das cuenta que cuando la promoción por parte del director, hace ver que estuvo dedicándole dos años a la producción, puedes agradecer lo bien logrado de las secuencias de acción, lo interesante que por momentos se pueden volver ciertos planos creados digitalmente en pos de querer armar algo atractivo para el espectador y que al menos a nivel de historia busca tenerte siempre esperando lo que viene (más allá de que lo logre o no), porque también te das cuenta que su director y protagonista se aprovecha de la instancia para un lucimiento personal, más allá de que su historia no se aleja de lo que se nos ha contado una y mil veces de distintas formas.

Shivaay, un montañista con impresionantes habilidades y admirado por todos en su comunidad conoce a una bella extranjera, con quien -a raíz de un fugaz amorío- tienen a Gaura, a quien Shivaay, como padre soltero, le dedica todo su amor y cuidado. Pero cuando Gaura crece quiere conocer a su madre biológica, Shivaay cumple sus deseos y en el país de la madre, Gaura es secuestrada, lo que lleva a Shivaay a una montaña rusa de emociones y enfrentamientos para recuperar a su hija, aunque signifique hacerle frente a las mismas autoridades del país.

Shivaay, la caja de pandora

La aventura en la que se sumerge nuestro protagonista… pasaremos primero por hablar de la búsqueda de ese héroe callejero al que nos tiene muy bien acostumbrados gente como Jason Statham, donde vemos a un tipo que sabe pelear como los dioses y no tiene miedo a nada ni a nadie, pero que se llega a convertir en inverosímil a cada nueva acrobacia que nos enseña, dejando la credulidad a cargo del espectador. Dicho esto, en Shivaay nos encontramos con un torbellino de situaciones y emociones, la tragedia forma parte de su vida y estamos, como espectadores,  constantemente enfrentados a las más diversas situaciones que por momentos rayan en la incredulidad y por otros momentos, agotan, pero no siempre debido a la emoción que nos pueden hacer sentir, sino más bien, porque tenemos tantas situaciones en pantalla, nos quieren contar tantas cosas que de repente pareciera que se les pierde el camino y se abotagan con tanta historia.

Finalmente es inevitable que a tu mente lleguen las odiosas comparaciones cuando se trata de ver el tema actoral u otros aspectos técnicos, pero en este sentido y para no ahondar en mayor detalle solo mencionaremos que al menos Shivaay no pretende ser un competidor contra otras ofertas cinematográficas, lo que le da la ventaja para convertirse en una gran opción de divertimento para el fin de semana cuando necesitas ver algo en la gran pantalla.

___

Por Enzo Destefani Espinosa

 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password