[Reseña] «Years and Years»: Un futuro demasiado parecido a la actualidad

Mientras en el resto del planeta estamos atrapados en el agujero negro de la última temporada de Game of Thrones y la historia real detrás de Chernobyl, los británicos están disfrutando con su ficción local.  Years and Years, la nueva serie del galés Rusell T.Davies (Queer as Folk, Doctor Who) es una distopia que nos transporta a un futuro bastante cercano -demasiado-, en el que el mundo se degrada a niveles a veces apocalípticos. Siendo uno de los guionistas y productores más prolíficos de la TV británica, Rusell T.Davies ahora aparece como showrunner de la ambiciosa, impactante y políticamente incorrecta Years and Years, serie de apenas 6 episodios, de una hora cada uno, que BBC terminó de emitir en junio pasado y que a Latinoamérica llega de la mano de HBO.

El eje de la serie son las desventuras de tres generaciones de la familia Lyons – disfuncional como tantas/todas- a lo largo de poco más de una década (el primer capítulo comienza en mayo de 2019, pero a medida que avanzan los episodios llegamos hasta 2032 y un poco más). En pantalla vemos dos líneas de historias: en primer lugar las íntimas de cada uno de los Lyons y, por otro, lo que sucede socialmente en Reino Unido y cómo los sucesos en Europa e incluso mundiales, casi apocalípticos, afectan la vida de nuestra familia guiados por el progresivo ascenso al poder de Vivianne Rook (Emma Thompson -¡amada!-), candidata populista, poco formada, pero sumamente eficaz en demagogia de (ultra) derecha que pone en jaque al tradicional bipartidismo de laboristas y conservadores.

La (mini) serie casi no deja tópico importante/actual sin abordar: el cambio climático (en un episodio hablan de 80 días de lluvia que generan fuertes inundaciones), la crisis energética (en 2028 hay tantos corte de luz por ciberataques que se vuelven a imprimir diarios y a usar fotocopias, cosa que puede parecer irreal y hasta graciosa para los más jóvenes), el cierre masivo de bancos con el caos financiero e inmobiliario que desata, el drama de la inmigración ilegal, lanzamientos nucleares con efectos radioactivos, la homofobia, la infidelidad, la flexibilización laboral a niveles ya escandalosos (uno de los personajes llega a tener 11 trabajos al mismo tiempo), la represión laboral a niveles que deriva en el levantamiento de cercos y muros, el drama de la vivienda y los millones de “homeless”, los (ab)usos de la tecnología y el oscuro papel de las corporaciones sobre las personas. En este y otro sentido, la comparación con Black Mirror resulta casi inevitable (incluso uno de sus protagonistas se repite en ambos repartos). Years and Years apuesta a estímulos constantes y un relato verdaderamente rápido, casi como un video clip, dejándonos con gusto a poco sobre algunos temas de real interés popular, derivándonos hacia un humor negro, donde los británicos son insuperables, incluso a la hora de releer la propia historia, sus propias costumbres, su propia esencia.

La serie puede describirse inicialmente como un drama familiar tipo This is us, con toques de Black Mirror, pero a medida que avanzamos en la trama y sus personajes, vemos que sus acciones y reacciones responden al panorama político y la crispación social actuales. Los efectos del Brexit, de la era de Trump y sus secuelas, de la creciente amenaza china y de la intromisión de Rusia en los asuntos externos (como hackear los procesos electorales) son cuestiones que hacen que Years and Years sea una serie que conecta claramente con temas actuales, pero que los amplifica en una escala mucho mayor a la hora de proyectar un futuro que perturba, incomoda y da miedo (¡mucho miedo!).

___

Por Rena Rock


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password