[Reseña] “Vox Lux”: Fama en el siglo XXI

Vox Lux, es el segundo largometraje del  actor y director Brady Corbet. Fue estrenado en la pasada edición del Festival de cine de Venecia. La cinta, que esta semana acaba de llegar a los cines nacionales, cuenta con un reparto de primer nivel, encabezado por Natalie Portman, Jude Law y Raffey Cassidy.

La obra de Corbet, sigue la vida de Celeste, desde que sobrevive a una matanza en su colegio, gracias a la cual compondrá una canción que se convertirá en símbolo de aquel atentado y también para ella la puerta hacia la fama. Luego vendrá lo demás, el éxito, los excesos y todo lo que suele rodear a las estrellas del pop.

Vox Lux se erige con una premisa desde el principio, es siglo XXI y el mal ha llegado para quedarse. Un mal que se presenta en muchos sentidos, pero que sobre todo rodea a la fama, aquel mundo de excesos que acaba perdiendo a las personas. O por lo menos así nos lo plantea el punto de vista de Corbet -y quizá cuántos más-. Y es que este es el principal problema de Vox Lux, presenta con gran maestría en muchos sentidos algo que no es nada de original, y que fácilmente podemos encontrar en películas de diversa índole, desde Maps to the stars de Cronenberg a la reciente A star is born de Cooper. Sí, tal vez lo más interesante sea, el cruce sutil que hace entre fama y violencia, dos tópicos a través de los cuales bien podría definirse nuestra época.

A pesar de lo anterior, la cinta está muy bien dirigida, sobre todo en su primera mitad. La primera secuencia está perfectamente bien filmada, y presenta el tono y los personajes con mucha gracia. Luego, vemos a una Raffey Cassidy muy bien en su papel, que avanza de la inocencia a la adultez prematura que le brinda la fama. Siempre, también acompañándola su hermana (interpretada por Stacy Martin) un excelente personaje secundario, que aterriza y da matices al personaje de Celeste. Ya en la segunda parte del filme, entrará en interpretación de Celeste, Portman, quien da una actuación intensa que a momentos hasta da la impresión de sobreactuada. Sin embargo, al momento de verla en el escenario, no queda más que admirarla.

Por otro lado, tanto el trabajo de fotografía como el de diseño de producción están bien cohesionados en el  tono y estética que busca Corbet para su filme, haciendo uso de los colores para presentar en momentos la decadencia, como también el éxito de la protagonista. La estructura por capítulos, funciona dando una progresión y orden al relato que abarca más de una década de historia, pero el recurso de la voz en of del narrador que cuenta esta historia, no acaba de pegar con el resto de las decisiones formales, siendo el aspecto estético más criticable de la cinta. Sin embargo, lo que más destaca es el trabajo musical, donde la australiana Sia, compone todas las canciones que Celeste interpreta en el escenario, las cuales funcionan muy bien, y a su vez son un excelente soundtrack.

Vox Lux en resumen, es una película muy bien dirigida, con un planteamiento claro, y un cruce  interesante entre dos de los tópicos más propios de la cultura occidental contemporánea: fama y violencia. Apta tanto para quienes gusten del pop, como para quienes busquen la reflexión a través del cine.



Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password