[Reseña]«Vencedor»: la perseverancia ante todo

Muchas veces uno siente que no tiene muchos atributos positivos, pero de todos modos hay algo que se quiere pulir y trabajar. En Vencedor, la nueva cinta cinematográfica de Alex y Stephen Kendrick, aquello sucede. 

Hannah Scott (Aryn Wright-Thompson), una chica de 15 años, quien a pesar de tener asma postula para ser parte del equipo de atletismo de su escuela.  John Harrison (Alex Kendrick), el entrenador del taller, no cree en las capacidades de Hannah, pero ante la insistencia de la directora de la escuela decide entrenarla, a pesar de que además fue la única estudiante que postuló.

Poco a poco ambos se involucran y comprometen con el entrenamiento para las competencias estudiantiles y la más importante: la competencia estatal. A pesar de los obstáculos trabajan y se esfuerzan arduamente por lograr sus metas. Pero además, superar sus complejidades internas, problemas personales. Hay un apoyo constante en el que se construye una atmósfera de confianza. 

Vencedor gira en torno ese argumento. En tener confianza en sí mismo, ganar fuerza y potenciar la espiritualidad de las personas. Además de transmitir un mensaje que promueve el perdón, dejando de lado el rencor y el odio, porque eso no hace más que sentirse inseguro consigo mismo. 

La cinta de los hermanos Kendrick apela a la sentimentalidad, la espiritualidad, el amor y la perseverancia. A tener confianza en la identidad propia. También tiene algunos diálogos alegres o graciosos. Es una producción que se puede ver en familia junto a los niños. 

Vencedor es una película que promueve valores morales pero a través de una historia perfectamente cotidiana, por lo tanto, identitaria. Se estrenará únicamente el martes 10 y sábado 14 de septiembre en los distintos Cinemark a lo largo del país.  

___

Aquí puedes ver el tráiler subtitulado:

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password