[Reseña] «Proyecto Géminis»: Cuando tu peor enemigo… eres tú

El legendario director Ang Lee regresa al cine de acción, con una película protagonizada por uno de los actores favoritos de Hollywood: Will Smith.

Después de un intento de asesinato, Harry (interpretado por Smith), un ex soldado con las mejores capacidades de combate, descubre que la compañía de soldados privados en la que él trabajaba, creó un clon con todas sus habilidades y ahora está en una cacería por el mundo buscando eliminar al Harry original.

Para comenzar, las actuaciones son bastante aceptables, como podrías esperar de actores como Will Smith (Hombres de Negro, Aladdin) y Mary Elizabeth Winstead (Scott Pilgrim contra los ex de la chica de sus sueños, Avenida Cloverfield 10). Smith aporta su carisma y la simpatía que lo caracteriza y, aunque Mary Elizabeth aporta muy poco, siendo la chica de la película, ambos personajes logran captar al espectador y llevar la película sobre sus hombros. El que más destaca es Benedict Wong (Doctor Strange, Avengers: Infinity War) que comúnmente no logra brillar mucho en otras películas, pero en esta es un punto fuerte del filme y un movimiento muy acertado.

Por otro lado, en dirección tenemos a Ang Lee (Secreto en la Montaña, Una Aventura Extraordinaria), un cineasta conocido por innovar en muchas cosas: en tecnología, la narración e incluso la forma en la que filma escenas de acción, que tienden a ser muy bellas y muy bien planificadas y desarrolladas. Este director se había acercado a la acción en previas películas como El tigre y el dragón; pero en esta película, logra darnos unas escenas de acción que son menos estilizadas, aunque más reales; usando técnicas como escenas de una sola toma que hacen de ellas parecer más vertiginosas y emocionantes. Algo que también caracteriza a Lee como cineasta, es la bella composición de sus sets, algo que se repite en esta película, que destaca debido al nuevo formato que mencionaremos en un momento.

Como vimos previamente, la acción es lo más destacable de esta película. El film contiene escenas de acción maravillosamente coreografiadas por un equipo de dobles excelentes. Con escenas fluidas, la cinta nos transmite un sentimiento real, que hace parecer que los protagonistas realmente reciben y entregan golpes reales; esto se debe a una edición con muy pocos cortes, un trabajo de dobles espectacular, y cuadros en donde los ángulos son muy interesantes para filmes de acción. Los sets, como lo mencionamos anteriormente, salen de lo común y resaltan estos momentos de acción. Debido a las múltiples escenas que te mantienen al borde del asiento, el clímax de la película termina debiendo un poco al espectador, pero esto no le quita mérito a toda la acción previa.

Además de lo anterior, la película se presenta y se publicita por ser proyectada en un formato poco usual. Esta trae un nuevo tipo de 3D, denominado 3D+, además de haber sido filmada con cámaras 4K y proyectado en 60 fps (cuadros por segundo). Este “nuevo” formato le intenta otorgar un realismo a la imagen; el 3D no es tan molesto como en otras producciones, ni se oscurece tanto la pantalla por los lentes. Lo que Lee hace con este formato es tratar de devolverle la espectacularidad que el 3D ha perdido en los últimos años, y no lo ocupa como una simple táctica para hacer más dinero en la taquilla.

Si bien, todo esto le otorga un extra interesante a la película, si no eres un fan del 3D o piensas que no es muy amigable contigo, pierdes la espectacularidad del 3D y el 60 fps, ya que en 2D no se proyecta con esta forma; además, algunas escenas te parecerán raras al estar destinadas a verse en 3D, con cosas saltando a la pantalla o tomas que solo tienen sentido al verlas en tercera dimensión.

La duración también es un factor importante, ya que dura casi dos horas, lo que resume en escenas que tienden a alargarse un poco, pero que luego son salvadas por una escena de acción.

En fin, Ang Lee logra incursionar nuevamente en el género de acción de forma magistral, con secuencias estupendamente coreografiadas, con una historia simple pero eficaz, y un ritmo con altos y bajos, pero que no termina decepcionando. Ofreciendo un extra para los que son fanáticos del 3D, devolviendo un poco de espectáculo a esta herramienta que se rehúsa a morir.

Proyecto Géminis llega a los cines este 11 de octubre.

___

Por Manuel Eluardo


 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password