[Reseña] «Lo que Fuimos»: Hasta el último recuerdo

Un drama en todo lo extenso de la palabra, con una familiaridad que cala hasta los huesos e interpretaciones de un reparto de lujo que hacen sentirse al espectador parte de esta historia llena de intensos momentos, pero no falto de un humor sutil y cotidiano… Eso es en términos sencillos el nuevo estreno Lo que fuimos.

Bridget Ertz (Hilary Swank) regresa a casa de sus padres ya que su hermano Nicky (Michael Shannon) se ve superado por la dura enfermedad que es el Alzheimer, que afecta a la madre de ambos. En casa, los hermanos intentan convencer a su padre, Norbert (Robert Forster) de que ya es momento de internar a su esposa Ruth (Blythe Danner) debido a lo avanzado de la enfermedad.

Lo que fuimos nos muestra una historia desgarradora desde el comienzo, con situaciones y diálogos intensos, que hacen que el espectador logre sumergirse en la historia y sentirse fácilmente parte de ella, al verse retratado en una situación que puede ser muy cercana, como lo es acompañar en la última etapa de su vida a nuestros padres y cómo llevarlo a cabo según las distintas experiencias que nos toca vivir.

La impecable interpretación de Blythe Danner, como Ruth, retrata lo duro que llega a ser el Alzheimer, en una de sus etapas más avanzadas, mostrando claros signos de demencia senil. En un momento se escapa de casa en una fría noche en Chicago, dirigiéndose a la estación de trenes para tomar uno en dirección a la casa de su infancia. Este evento desencadena la problemática que  preocupa y reúne a toda la familia, y hace que se genere la crisis entre los hijos que ya piensan que es momento de llevar a la madre a una institución especializada; contrario al Padre, Bert, quien enamorado hasta el final de sus días de quien, para él, sigue siendo la mujer de sus sueños, no está dispuesto a perderla, e insiste que sólo él es el mejor indicado para cuidar de su esposa en los últimos días de su vida, aunque esto signifique un esfuerzo adicional e incluso soportar el hecho de que su amada deje de reconocerlo eventualmente.

La llegada de Bridget (Hilary Swank) desde Los Angeles, desata enfrentamientos y dolores del pasado que como en cualquier familia, se vuelven más palpables en un momento de completa vulnerabilidad como el que están viviendo.

Respecto a Las actuaciones, las de Swank y Shannon rayan en la absoluta perfección, interpretando a dos hermanos que en ocasiones se enfrentan y otras se apoyan fraternalmente, a través de Swank se logra sentir el dolor cuando mira los recuerdos de sus padres por medio de fotos familiares, haciéndole ver que lo que ella tiene está muy lejos de lo que sus padres lograron; por otra parte Shannon nos muestra la frustración y rabia acumulada de no ser el favorito, pero ser quien ha estado siempre ahí junto a sus padres porque, a pesar de todo, el amor hacia ellos ha logrado ser más importante.

El mayor logro de Lo que fuimos es la impresionante capacidad de mostrar cómo el Alzheimer no sólo afecta a quien lo padece, sino que a todos quienes son cercanos al núcleo familiar. Finalmente, nos muestra la evolución de una crisis familiar y, además, nos permite tener una reflexión sobre las relaciones humanas como tal, lo positivo y negativo que podemos obtener de cada vivencia que nos tiene preparada esta vida.

___

Por Nicole Cossio


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password