[Reseña] «La razón de estar contigo: un nuevo viaje»: no importa cómo, siempre estarán ahí para ti

Basada en la novela homónima de W. Bruce Cameron y dirigida por Gail Mancuso, llega una nueva aventura perruna a los cines del país. Ya fue el turno de La razón de estar contigo (A dog’s purpose), Mis huellas a casa (A dog’s way home) otras dos películas basadas en libros del mismo autor. Debido al éxito de la primera, se realizó esta secuela de la misma, La razón de estar contigo: un nuevo viaje, cinta que nos trae aún más amor, colitas y patitas para emocionarnos al borde de las lágrimas.

En esta oportunidad seguiremos a Bailey en la misión encomendada por Ethan (Dennis Quaid) de cuidar a su nieta C.J tras su paso a una nueva vida. Primero como Molly y luego como Max, Bailey hace todo lo posible por cumplir con la tarea solicitada y acompaña a C.J en los momentos más difíciles de su infancia y a lo largo de su vida.

reseña la razon de estar contigo un nuevo viaje

La razón de estar contigo: un nuevo viaje, propone un argumento sencillo y probablemente las mayores virtudes de la película vayan por otro lado y no necesariamente por la historia. No obstante, esto no significa que la trama de la película sea mala, por el contrario, la cinta es muy fácil de seguir y, a pesar del drama que se plantea en ciertos puntos, es una producción liviana y amigable, considerando el público al que está orientada.

Una parte de la audiencia a la que apunta esta producción, es a la familia, tanto los adultos como los más pequeños disfrutarán de la película, e incluso podría ser una buena opción para acercar a los niños y niñas a ciertos asuntos más complejos, al plantearse dentro de la película temas como la muerte y la adopción de animales. Pero sin duda, el público principal de La razón de estar contigo: un nuevo viaje son los denominados Dog Lovers, aquellas personas que han tenido la oportunidad de compartir momentos de su vida con algún compañero canino.

reseña la razon de estar contigo un nuevo viaje

Sobre eso, la mayor carga emotiva de la película deriva del retrato que se realiza a ese amor incondicional y puro que nace de una relación entre humano y perro. En primer lugar entre Ethan y Bailey, y luego entre las vidas posteriores de Bailey, Molly y Max con C.J, la nieta de Ethan, interpretada cuando niña por Abby Ryder Forston (Ant-Man) y Kathryn Prescott (Skins) en su versión adolescente y adulta joven. La cinta muestra de gran forma el nivel de protección y contención emocional que se puede obtener en un perro, quienes estarán siempre ahí, como se mencionó anteriormente brindando su amor incondicional, lo cual emocionará a más de uno al lograr un gran nivel de identificación en ciertos puntos de la historia.

Para finalizar, mencionar que familias, niños y dog lovers en general, encontrarán en esta bella y emotiva película un excelente panorama para este fin de semana, para luego llegar directo a dar un abrazo gigantesco a ese peludo compañero que espera en casa y que de seguro se alegrará de volver a verte, como cada día.

___

Por Alexander Carrasco Concha

 

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password