[Reseña] «La desaparición»: una isla, tres hombres y un gran enigma sin resolver

Uno de los misterios no resueltos más grandes de Escocia llega a los cines del país con La Desaparición, cinta inspirada en la enigmática historia de tres fareros en las Islas Flannan de quienes, en forma repentina, se perdió todo rastro de su existencia. Un caso que hasta el día de hoy despierta el interés de muchos, debido a la poca cantidad de respuestas obtenidas en ya cerca de 100 años desde que ocurrió dicho acontecimiento. Un thriller que sin duda promete, de la mano del director Kristoffer Nyholm y protagonizada por los actores Peter Mullan, Gerard Butler y Connor Swindells.

Thomas (Mullan), James (Butler) y Donald (Swindells) son tres hombres de distintas edades que llegan a una desolada isla perdida en medio del océano para hacerse cargo de los cuidados y mantenimiento del faro que allí se encuentra. Todo marcha bien hasta que tras una tormenta encuentran algo que va a cambiar sus vidas para siempre, trayendo más de un problema entre ellos e incluso con los tripulantes de un barco que llega a la isla en busca de respuestas a interrogantes que los protagonistas desearían no poder resolver.

Dentro de lo mejor que nos presenta La Desaparición tenemos su fotografía, además de contar los increibles paisajes de esta isla en medio del oceano donde transcurre la cinta. La mayor virtud se encuentra en que no se cae en pretensiones y si bien son paisajes bastante imponentes, la sencillez logra hacer un mayor hincapié en la hermosa representación de la naturaleza y ese sentimiento de soledad que rodea a los personajes. Cómo esto se logra reflejar en las distintas secuencias, transmitiendo la fuerza de un entorno hostil en que estos tres fareros se encuentran inmersos da un gran punto a favor a la producción.

Sobre el desempeño del trío de protagonistas no hay mucho que decir, más que destacar una impecable interpretación por parte de estos tres actores. Peter Mullan, Gerard Butler y el joven Connor Swindells logran congeniar de muy buena manera en pantalla, en una quimica que otorga fuerza al hilo del relato a traves del desarrollo de los personajes y logra traspasar al espectador la emocionalidad de cada uno de ellos. Nos detendremos un poco en Gerard Butler, a quien da gusto y sorprende en cierta forma con este rol, fuera del tipo rudo y heroico que vemos en algunas de sus películas más populares, o al menos las más comercializadas como Ataque a la Casa blanca. En esta oportunidad Butler nos entrega una interpretación más compleja emocionalmente, lo cual se agradece bastante.

Si bien, por momentos la trama de la cinta a avanza un poco lento, hay elementos adicionales a los ya mencionados que logran hacer que se vuelva una historia atrapante. Resulta sumamente interesante cómo se exploran los límites de la cordura del ser humano cuando es sometido a ciertas situaciones intensas, ilustrando el hecho que constantemente nos encontramos a un paso de traspasar esa barrera e incluso como vamos bloqueando ciertos recuerdos y acontecimientos que pueden atentar contra nuestra estabilidad, para intentar mantenerla. Finalmente, solo queda decir que en lo global estamos frente a una muy buena producción, que evidentemente vale la pena de disfrutar en el cine.

 

Por Alexander Carrasco

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password