[Reseña] «Estafadoras de Wall Street»: Amistad, crimen y sensualidad

Basada en una historia real, llega la nueva cinta protagonizada por Constance Wu y Jennifer Lopez; un filme que ha sorprendido a muchos, en muchos sentidos, y que está dando mucho que hablar entre la crítica estadounidense y mundial, llegando incluso a ser catalogada como una de las mejores películas del año. Y no está muy lejos de la verdad.

Dorothy se gana la vida trabajando como stripper en Nueva York, pero al no triunfar como ella esperaba en este mundo, la stripper veterana Ramona la toma como su aprendiz y le enseña los trucos para ganar dinero y reconocimiento dentro de la escena. Años después, la crisis económica del 2008 golpea a todos de igual manera, pero Ramona tiene un plan para ganar dinero y, a la vez, vengarse de aquellos que tuvieron que ver con la debacle económica.

Primero, hay que comenzar diciendo que la película nos trae personajes muy ricos y complejos, con una historia de fondo muy buena, una personalidad marcada y muy bien llevada, y un carisma indudable.

El elenco que tiene el largometraje también es bastante pintoresco y sorprende mucho, con muchas actrices reconocidas por tener papeles muy diferentes al que encontramos en esta cinta. Entre ellas destacan las protagonistas principales Dorothy y Ramona, interpretadas por Constance Wu (Locamente Millonarios) que, a pesar de tener una corta carrera en filmes, entrega una magnifica interpretación, y Jennifer Lopez (Jefa por accidente), cuya entrega se nota en un personaje excelentemente preparado (algo que notamos en las escenas de baile en donde claramente hay una previa preparación física), con rangos actorales de los cuales hemos visto poco en su carrera y que sorprende gratamente con un personaje que encaja muy bien con su forma de ser. Ambas actrices cargan completamente la película, transmitiéndonos mucha emoción y una química innegable; llegando incluso a haber rumores de posibles nominaciones a los Premios Oscar, de las cuales estarían bien merecidas. El resto del elenco, como mencionamos previamente, salen de sus personajes habituales, como Keke Palmer (conocida por hacer sitcoms para niños más que nada), junto con participaciones o cameos de diferentes famosos, cantantes y personalidades de internet.

Este es el primer largometraje de la directora Lorene Scafaria, siendo un muy buen debut, ahondando en las emociones de los personajes y sus conflictos, transmitiendo una atmósfera que se sincroniza perfecto con el sentimiento de los personajes en pantalla. Además, nos ofrece una estética hermosa y una fotografía impecable, que nos hace pedir más de su trabajo. La película, sin embargo, posee estéticas que están totalmente inspiradas en largometrajes del mismo género -como Magic Mike-, pero a la vez, toma prestado mucho de las películas de Scorsese al utilizar la forma en que este director retrata las calles de Nueva York en su forma más primitiva.

Algo que es muy curioso es el uso del sonido, ya que la narración se hace a través de una entrevista grabada, habiendo escenas diseñadas para que el sonido sea grabado desde un micrófono escondido, por ejemplo. La música también juega un rol muy importante, ya que ayuda también a reflejar de forma muy eficiente las emociones en pantalla, con un soundtrack que va a acorde todo esto y a la vez define las épocas en que la película nos ubica, con canciones específicas de cada año.

La historia es el punto fuerte de la cinta. Esta está basada en una historia real, específicamente en el artículo que trataba acerca de estas strippers y las varias acusaciones que tuvieron por los diferentes corredores de bolsa estafados. Esta logra mantenerte alerta y preguntándote en todo momento qué va a pasar, y es que su ritmo frenético ayuda a hacer la película más llevadera. Esto no evita que en el medio tienda a ponerse un tanto repetitiva, pero aun así no notas las casi dos horas de duración.

La producción también trata temas muy interesantes, los más predominantes son la amistad, las clases sociales, el crimen y lo que es ético o no, las consecuencias de la crisis económica para los sectores más pobres en el año 2008, en Estados Unidos, etc. Pero sin duda, uno de los elementos más importantes es que la cinta derriba muchos estereotipos que películas similares han impuesto en la sociedad; estereotipos que nos cuentan que las strippers son pobres víctimas de la sociedad y que ser strippers es su única salida. El filme, sin embargo, nos cuenta lo orgullosas que son algunas de ser lo que son y no se victimizan, mostrando a mujeres realmente muy empoderadas.

En fin, Estafadoras de Wall Street nos trae una historia muy apasionante, que toma varios temas abordados de una forma brutal, con grandes actuaciones, una dirección bellísima, inspirándose en películas similares, pero derribando estereotipos y reforzando el movimiento femenino en el cine que venimos experimentando durante los últimos años. Una película más que recomendada y que sin duda se debatirá de su inclusión a los próximos premios de la Academia.

___

Por Manuel Eluardo


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password