[Reseña] «El Silencio» continúa con los apocalipsis de «Un lugar en Silencio» y «Bird Box»

En abril pasado se estrenó la cinta que mezcla el terror de Un lugar en Silencio y el thriller de Bird Box. Dos nombres que derrochan éxito por sí solos, pues cabe recordar que la cinta dirigida por John Krasinski recaudó más de 300 millones de dólares y ya tiene una secuela en camino; y el largometraje protagonizado por Sandra Bullock se convirtió en la película con más reproducciones de Netflix durante el 2018. Esta nueva producción se llama The Silence (El Silencio). No podemos obviar el parecido que tiene con ambas producciones, prometiendo una buena línea argumental que nos capturará ante la aparición de este peligro inminente que acecha ante el más mínimo ruido…

Basada en la aclamada novela escrita por Tim Lebbon, el reparto de la película cuenta con la presencia de Stanley Tucci, Miranda Otto, John Corbett, Kate Trotter y Kyle Breitkopf.

Dirigida por John R. Leonetti, de Annabelle, la cinta nos muestra a la familia Andrews. Hugh es el padre de familia, protagonizado por Stanley Tucci, que aquí desde luego es el mejor de la película. Miranda Otto es su esposa Kelly. Luego tenemos a los dos niños Jude y Ally (Kiernan Shipka), una joven de 16 años sorda desde hace 3 años por un accidente. Y, por último, pero no menos importante, la abuela. La normalidad de sus vidas se verá alterada por la irrupción de unos extraños seres voladores (tipo dinosaurios o aves subdesarrolladas), que han estado hibernando durante años bajo tierra hasta que unos mineros tocan una cueva que no debían. El caos se apodera de la Tierra y pronto nuestros protagonistas se dan cuenta de que las criaturas no tienen ojos, sino que se valen del oído para orientarse y atacar, como auténticos depredadores que son. Lo más razonable es abandonar la gran ciudad y buscar refugio en los bosques.

A partir de ese punto, apenas tenemos diálogos y es que hay que procurar hacer el mínimo ruido posible. En este sentido, y a raíz del accidente de Ally, la familia se comunica por medio de lenguaje de señas. La película nos lleva por los mismos problemas y conflictos de las películas anteriores, cintas que hemos nombrado por las similitudes de problemas y conflictos. Obviamente no están lejos de errores y momentos impertinentes de ruido en los momentos menos esperados (lo típico). No obstante, la irrupción de una especie de secta llamada «Los Silenciosos» vuelve a lanzar la película. Estos silenciosos se caracterizan por cortarse la lengua para evitar así emitir cualquier sonido. Esta idea, a priori interesante, es bastante incongruente cuando solo llevamos apenas dos días de apocalipsis (por llamarlo de alguna manera).

Los 90 minutos de duración y una trama que nos lleva a una tensión constante, hace que la película sea fácil de seguir. Siendo una cinta casi solo para televisión (creemos que no podría haber optado a la pantalla grande) pasa a ser una más dentro del largo catálogo de Netflix, pero que permite pasar una hora y media entretenidos sin mayores pretensiones.

___

Por Rena Rock


 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password