[Reseña] “El regreso de Mary Poppins” – Un homenaje 54 años después

Sin duda, Mary Poppins es uno de los musicales más populares de la historia del cine, por ende, quienes se propusieron hacer una segunda parte de la historia, y más de 50 años después traer nuevamente a la pantalla a la entrañable niñera que venía del cielo, sin duda no la tenían nada fácil, pero ciertamente lo lograron. Para ello, pusieron en manos de Rob Marshall la dirección, y encabezando el elenco a una laureada Emily Blunt. El resto del reparto lo componen, Lin-Manuel Miranda, Ben Whishaw, Emily Mortimer, Colin Firth y Meryl Streep.

En esta secuela, Mary Poppins, la niñera casi perfecta, regresa para cuidar a la siguiente generación de los Banks, quienes tras una tragedia familiar están sumidos en la tristeza y las deudas. En esta oportunidad, Mary Poppins ayudará a regresar la alegría y la magia a la familia Banks acompañada de Jack, un joven y simpático farolero.

No se puede hablar de El regreso de Mary Poppins sin mirar atrás, y es que el plan de esta secuela justamente fue hacer de ella, un fiel homenaje al musical de Robert Stevenson. Sobre todo a nivel estético: decorados, vestuarios y colores, no hacen más que rememorar a su predecesora, y en parte en ello mismo radica lo mejor de su espíritu.

Sin embargo, Emily Blunt es el punto de inflexión. Su actuación es exquisita, y desborda talento en la pantalla. Pero a su vez, nos propone a una Mary Poppins con otros rasgos, tal vez más sobria y estricta, haciendo que su encanto se vislumbre de una manera totalmente diferente al trabajo de Julie Andrews en 1964. Y por ello mismo, se hace imposible de comparar. En cuanto al resto de los personajes, siguen bastante fielmente la línea de sus antepasados, sobre todo Jack (que se dice es aprendiz de Bert), con su perfil bonachón y alegre, como también la prima Topsy que cumple la misma función que el tío Albert.

Por otro lado, en cuanto al guion, puede que este sea el punto más débil del filme, resultando a ratos demasiado predecible. Sin embargo al ser un musical, esto no afecta de manera tan importante filme, pues las mismas reglas del género hace que este tipo de falencias sean perdonables. Por su parte, las escenas musicales excelentemente realizadas son de los puntos más destacados de El regreso de Mary Poppins, aunque ciertamente, no son tan pegajosos como el clásico “supercalifragilisticexpialidocious”.

Finalmente, El regreso de Mary Poppins es una película más que recomendada para todas las edades, pues en los mayores provocará la nostalgia y a los más jóvenes, simplemente los hará pasar un momento agradable y salir un poco más feliz de la sala de cine.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password