[Reseña] «El Hombre Invisible»: El pasado siempre regresa a atormentarte

Basado en el famoso personaje de la novela de H.G. Wells, un clásico antagonista de los “Monstruos de Universal Pictures” regresa con una versión renovada, con mucho estilo y un gran equipo de producción detrás de una cinta que hace más que asustar, porque, además, nos regala un mensaje muy importante.

La película trata de Cecilia (interpretada por Elisabeth Moss), quien ha sido víctima de una relación abusiva durante mucho tiempo; cuando por fin decide terminar con todo y abandonar a su opresivo novio, este se quita la vida. Sin embargo, cuando Cecilia cree que su vida puede ser normal, algunos extraños sucesos le hacen pensar que su ex podría no estar muerto y ser él el ser invisible que la está acosando.

Leigh Whannell siempre ha sido un actor secundario de alguna de las sagas más conocidas dentro del género de terror, trabajando codo a codo con el conocidísimo James Wan, escribiendo guiones, dirigiendo e incluso protagonizando las sagas de El Juego del Miedo y La Noche del Demonio. Esta vez, Whannell escribe y dirige este thriller de suspenso, acción y ciencia ficción, otorgándole a la historia original un poco más de realismo y modernizando el concepto, pero entregando a la vez un potente mensaje, un mensaje en contra de las relaciones tóxicas y abusivas y que lidia eficientemente (y sin ser forzado) con la necesidad de un empoderamiento femenino, convirtiendo a la protagonista en un poderoso personaje.

Con respecto a este guion, Leigh Whannell se toma su tiempo para narrarnos su historia, no todo es dinámico todo el tiempo, pero ayuda a crear una atmósfera de desesperación y nos hace empatizar con la protagonista. Lentamente nos vamos adentrando más y más en su locura, e incluso se llega a sentir rabia cuando la situación se vuelve injusta para ella.

Como director, Leigh siempre ha realizado un trabajo muy convincente, otorgando su toque a cada proyecto, pero no fue hasta el 2018 con el estreno de Upgrade: Máquina Asesina que demostró un gran talento tras las cámaras. Ahora, con esta producción del 2020, Whannell utiliza muchos elementos de su cinta anterior, trayéndonos una cinta con múltiples tonalidades: en un momento es puro terror sobrenatural, en un momento es un thriller de suspenso y, en algunas escenas, la película se convierte en una película de acción al puro estilo de su anterior cinta.

La película nos otorga grandes secuencias, con muchas técnicas que no se ven mucho en las películas de terror, pero lo mejor es como nos muestra, sin poder verlo realmente, a un ser que puede o no estar ahí, provocando una gran ansiedad. Y es que la película llega a ser desesperante en muchas ocasiones, esperas constantemente que algo pase, ver al supuesto monstruo o ver cualquier cosa. Y aquí es donde brilla esta dirección, pues la atmósfera que se logra a través de sus tomas estáticas que explotan en unos maravillosamente coreografiados planos secuencia, son un excelente trabajo de un gran equipo de producción. Toda esta atmósfera incrementada por una banda sonora que no destaca mucho, pero que para la cinta es muy eficiente.

Pero nada de lo anterior sería posible si no fuera por el increíble talento de Elisabeth Moss (El Cuento de la Criada y Nosotros) que nos entrega una actuación tan fenomenal, que probablemente la Academia ignorará por completo, solo por estar en una película de terror. Su actuación sin dudas está en la categoría de las grandes interpretaciones de las recientes cintas de terror, como lo son la de Toni Collette en Hereditary: El Legado del Diablo, Lupita Nyong’o en Nosotros o incluso Florence Pugh en Midsommar. El resto del elenco también está espectacular, Aldis Hodge (Letras Explícitas), Storm Reid (Euphoria) y Michael Dorman (Piratas del Caribe) derrochan talento en el filme junto a otra actuación destacable, la de Oliver Jackson-Cohen (La Maldición de Hill House).

Claro que no todo es perfecto, la historia puede volverse un poco predecible (a pesar de contar con unas cuantas sorpresas que no todos verán venir) y el ritmo de la película baja en la mitad de esta (aunque sí contiene escenas que les encantará a los fanáticos del terror); pero todo esto es olvidado cuando alcanzamos el tercer acto de la película y cada vez que vemos en pantalla la capacidad interpretativa de Elisabeth Moss.

Si es que quieres ver una película de terror con un potente mensaje, secuencias (tanto de terror, como de acción) que son difícil de olvidar, unas actuaciones tremendas, un excelente villano y una protagonista poderosa, El Hombre Invisible es el panorama ideal para ti.

La cinta se estrena este 27 de febrero en los principales cines del país.

___

Por Manuel Eluardo

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password