[Reseña] «Doctor Sueño»: La novela y la adaptación hacen las paces

Han pasado 39 años desde la adaptación del legendario director Stanley Kubrick de la novela El Resplandor, uno de los libros más conocidos del denominado “Maestro del terror” Stephen King. Durante décadas se ha debatido acerca si es o no una buena adaptación y, sin duda, la película ha acumulado un gran grupo de seguidores, pero no es del agrado del mismo King, que siente que la adaptación es muy pobre comparada con el libro original, no entrega ningún mensaje y solo termina siendo una película genérica, aunque muchos la consideran un ícono del cine de terror. Cuarenta años después de la publicación de la novela original, King regresa con la secuela de El Resplandor, llamada Doctor Sueño, y recae en Mike Flannagan la difícil tarea de adaptar la novela, tomando en consideración los elementos de la mítica película de Kubrick, la novela original y el nuevo libro-secuela.

Tras una difícil niñez y traumas provocados por los acontecimientos ocurridos en el Hotel Overlook, Dan Torrance se ha convertido en un adulto con fantasmas del pasado que aún lo atormentan y demonios internos, como su alcoholismo que intenta vencer. Buscando dejar su enfermedad de lado, Danny encuentra una nueva vida, pero descubre que no puede escapar de su resplandor, porque una chica resplandeciente y una nueva amenaza lo obliga a regresar al lugar de su mente que él más temía.

Hay que comenzar mencionando el increíble trabajo de Mike Flannagan (Oculus, Ouija: El Origen del Mal y La Maldición de Hill House), ya que este se encarga tanto de la dirección como del guion de la película. La cinta, en cuanto a la parte estética, nos trae un producto con una fotografía parecida a la obra de Kubrick, con planos diseñados para asimilarse al clásico de 1980, repitiendo incluso tomas de la cinta original; pero todo esto, sumado a las tonalidades y colores que Mike Flannagan tiende a usar en sus películas, paletas de colores fríos que le entregan una atmósfera inquietante, pero no menos llamativa a la vista. Además de esto, nos entrega momentos realmente escalofriantes, debido a un gran trabajo de guion y desarrollo de personajes.

En cuanto al tema del guion previamente mencionado, Flannagan ha demostrado en innumerables ocasiones que no es cualquier director de cine de terror; sus películas, aunque comerciales, tienen siempre un mensaje más profundo; que saca el terror de lugares inhóspitos de la mente humana, los demonios internos de las personas; un terror más visceral que proviene de las mismas experiencias de los personajes; personajes reales, con problemas reales, que hacen más enriquecedora la experiencia de ver alguna de sus películas o series de terror. En cuanto a historias, las aborda de una forma realista, otorgando un sentimiento de terror más profundo, porque nos enfrentamos a problemas reales. En esta ocasión, Flannagan aplica todo lo de sus proyectos anteriores y nos trae un personaje rico en profundidad, con problemas reales, un personaje atormentado por sus traumas de la niñez, interpretado maravillosamente por el gran Ewan McGregor y un mensaje realmente profundo, como lo es el amor familiar y de enfrentarse a los temores de la niñez; práctica común en las producciones del mencionado director.

Con respecto a los personajes, el mencionado Ewan McGregor (Trainspotting, Lo Imposible) como Danny o Dan Torrance, nos entrega una excelente actuación, dándonos una introspección psicológica de un personaje atormentado por muchos demonios: sus traumas de la niñez provocados por los acontecimientos del Overlook, la violencia que sufría por parte de su padre y la maldición que es para él el hecho de tener un don que nunca quiso y del cual se quiere deshacer. Los nuevos personajes que aparecen son muy bien explorados e interpretados de forma espectacular; Rebeca Ferguson (Misión Imposible: Nación Secreta y La Chica del Tren) como Rose “la Chistera”, o Rose “the Hat”, termina siendo una villana digna de temer, con grandes habilidades y un objetivo principal bastante siniestro. Abra, la niña con el resplandor es maravillosamente interpretada por Kyliegh Curran, novata en el mundo del cine, pero con un gran talento para la actuación y que, sin duda, se destaca entre otros grandes actores en la misma cinta, robando la pantalla en numerosas ocasiones; Curran le entrega la valentía, inocencia y decisión que el personaje de Abra demuestra durante toda la cinta. A todo esto, les agregamos un elenco de excelentes actores que interpretan a numerosos personajes bastante carismáticos, desde los padres de Abra, los amigos de Danny, los villanos del “Nudo Verdadero” y el regreso de algunos personajes de su predecesora.

En el tema de la adaptación es donde se destaca más la película, porque Flannagan cumple en la tarea de adaptar exitosamente la novela de 2013, incluyendo también elementos de la película de Kubrick para no dejar de lado a sus fanáticos, pero también de la novela original, haciendo una rara mezcla entre esas tres cosas que no deberían de funcionar, pero que sin embargo funciona de manera excelente, logrando hacer las paces entre el filme de El Resplandor y su obra original, llenando los agujeros que esta cinta tiene con respecto a la novela homónima, devolviéndole el mensaje original que la saga tiene acerca del el amor y la familia, rindiendo tributo al clásico de terror de Stanley Kubrick y entregándonos una adaptación más que respetable de la secuela de King, Doctor Sueño.

Claro que todo esto no fue una tarea fácil, así que la película se toma su tiempo (2 horas y media para ser más exactos) para desarrollar a sus personajes, narrarnos toda la historia de principio a fin, entregándonos momentos para reflexionar acerca de los hechos que ocurren en pantalla y dándonos tiempo para conocer a todos los protagonistas y sus problemas internos. Esta duración puede parecer excesiva para algunos, pero tomando en cuenta que la primera dura lo mismo, no tiene por qué ser un problema. Aunque sí se siente que quedan muchas cosas afuera, por lo que una serie podría haber sido más provechosa, para meternos de lleno en toda la mitología que rodea a la cinta.

Doctor Sueño se encarga de terminar una disputa de décadas, que sin duda los fans de las novelas originales apreciarán mucho, incluso el final termina siendo el guiño máximo de que la película existe para terminar dichas diferencias entre el material original y su versión cinematográfica.

Doctor Sueño ya se encuentra en los principales cines del país.

___

Por Manuel Eluardo


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password