[Reseña] «Black Summer»: Correr para sobrevivir

Todos corren sin saber para donde van, los que van solos se juntan con alguien más, pero los grupos se miran con recelo entre ellos. El caos está instalado a todo nivel, y lo único que importa es correr para sobrevivir.

Creada por Karl Schaefer y John Hyams, «Black Summer» es una serie original de Netflix de 8 episodios, protagonizada por Jaime King en el papel de Rose, una madre que es separada de su hija durante la primera semanas del apocalipsis zombie.

Los primeros minutos de esta serie son realmente vertiginosos (y probablemente de lo mejor que se ha visto en relación al género zombie), los diálogos están absolutamente demás ya que hay sólo una cosa clara, correr para sobrevivir. El director nos plantea distintos ángulos de sobrevivientes corriendo, y vamos entendiendo de a poco sus historias y como se van mezclando entre ellos, pero con un gran detalle, no sabes quienes de todos ellos lograran correr lo suficiente para escapar de los veloces y hambrientos zombies (si, esta ficción plantea zombies que corren, al estilo “World War Z”).

A medida que avanza la serie se establece otro punto claro, el caos es tal que no es posible confiar en nadie, hay engaños, traición y maldad con el objetivo de sobrevivir, que si bien se ha visto planteado en otras series sobre este género, acá se da con mayor crueldad.

Pero por mayor crueldad que exista, hay un objetivo común, sobrevivir, y eso hace que se generen ciertos tipos de alianzas a medida que avanzan los capítulos, las cuales generarán lazos y dificultades en su búsqueda por apartarse del apocalipsis que se da sobre una ciudad abandonada por el gobierno al considerarse perdida.

Dentro de la gama de personajes que se presentan, hay un personaje que llama mucho la atención en especial, esta es Sun, una joven coreana que sólo habla su idioma, pero entre la desesperación y las ganas de vivir logra darse a entender con el resto de los sobrevivientes. Es sobre ella en que las relaciones humanas acaban componiéndose a través de silencios, miradas y aunque suene raro en «Black Summer», confianza. También el espectador se ve inmerso en este tipo de relaciones, ya que los diálogos de Sun no están traducidos, teniendo los personajes y los espectadores la tarea de resolver que quiere decir a través de sus gestos.

Si bien tiene muchos momentos interesantes, especialmente en sus primeros episodios, el guión no convence totalmente, ya que no se logra una profundidad de los personajes, aunque esto se da posiblemente ya que la prioridad de «Black Summer» es centrarse en las imágenes y en los tiempos en que van ocurriendo las cosas. Hacia el final de la temporada hay una escena que hace recordar los primeros episodios, volviéndole a dar esa sensación de estar inmerso en la historia y de querer correr junto a los protagonistas.

Claramente, dentro de su género, esta serie se aleja de las ya conocidas tramas zombies, incluso llamando la atención del mismísimo Stephen King, quien ha dicho sobre esta serie en su cuenta de twitter lo siguiente: «Justo cuando crees que ya no hay más miedo en los zombies, esto aparece».

Si el maestro del terror psicológico tiene estas palabras para esta serie, estamos seguros que vale la pena dedicarle nuestro tiempo.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password