[Reseña] «Black Mirror: Temporada 5»: Un breve vistazo al futuro

Una vez más Black Mirror nos muestra lo siniestro, alarmante y dificultoso que pueden resultar las nuevas tecnologías y los futuros distópicos del que nos hace parte esta serie; con una de las temporadas más cortas presentadas – sólo 3 episodios – y sí es corta, pero aun así, esta temporada nos vuelve a deleitar con argumentos sólidos y vuelcos durante el desarrollo de la trama de cada episodio, que al ser independientes uno de otro nos revela sorpresas inesperadas.

Lo sorpresivo y el toque único de la serie regresan en esta quinta temporada, al contarnos historias con las que fácilmente nos podemos identificar, con historias inesperadas y, en ocasiones, un poco retorcidas formas en las que la humanidad puede llegar a interactuar con las nuevas posibilidades y tecnologías.

Dado que los episodios no están relacionados, ello permite que puedan ser vistos en cualquier orden. Los guiones presentados por Charlie Brooker están realizados de una forma precisa y con múltiples giros argumentales, que a ratos se sienten como que no sabes de dónde salieron, pero que llevan a finales para nada esperados, y todo esto logrado en promedio en una hora de episodio, y así como nos puede entregar grandes momentos en una historia, también tenemos pequeños detalles que al final toman una importancia desmedida.

Episodio 1: Striking Vipers

Dos amigos, interpretados por Anthony Mackie y Yahya Abdul-Mateen II, se la pasaban jugando Striking Vipers, un juego de batallas, hasta que cada uno sigue su respectiva vida, y se reúnen para volver a jugar años después, en una versión de realidad virtual del juego, que les traerá inesperadas consecuencias en sus vidas personales. Es un episodio que nos lleva a lidiar con ciertas líneas que para algunos no se deberían cruzar cuando se trata de los juegos y las nuevas tecnologías que traen los mismos y lo inquietante que puede llegar a ser la realidad virtual, su infinidad de posibilidades y cómo puede afectar en nuestras vidas reales.

Episodio 2: Smithereens

Este es el episodio más tradicional de todos, contándonos la historia de un conductor de viajes por medio de una aplicación, que secuestra a un trabajador de una empresa de una connotada red social, para desencadenar una crisis internacional. Con las impecables actuaciones de Andrew Scott y Topher Grace, nos entrega un mensaje simple, que no es nuevo, pero no decepciona ya que es muy emotivo. El episodio te mantiene en todo momento pendiente de cómo será el desenlace, ya que el saber lo que motivó al personaje de Andrew Scott a tomar tan drástica decisión es lo que mantiene la tensión en todo el episodio.

Episodio 3: Rachel, Jack & Ashley Too

Cuenta la historia de una adolescente que se obsesiona con una estrella pop, al punto de comprar la muñeca inspirada en la artista, quien es Ashley O interpretada por Miley Cirus, que básicamente está contando la historia de su vida, a través de este episodio, lo que parece una decisión bastante arriesgada, muy al estilo de la real Miley.  Siendo el episodio más inesperado y distópico de todos, al comienzo pareciera que nos llueve un montón de información que no parece importante, pero que al final todas las piezas se conectan de forma increíblemente bien lograda.

Los nuevos episodios están maravillosamente escritos y desarrollados, sazonados además con actuaciones impecables de una gama de actores renombrados, escogidos meticulosamente para aumentar las expectativas de la serie. Sin duda es una temporada muy recomendada para quienes han visto las anteriores e, incluso, también para quienes por primera vez están conociendo la serie.

___

Por Nicole Cossio

 


 

 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password