[Reseña] «Araña»: la actualidad de los Patria y Libertad

«Araña», el nuevo largometraje del chileno Andrés Wood (Machuca, Violeta se fue a los cielos) llega este jueves 15 a salas nacionales. La cinta, que ahonda en la historia de tres personajes que fueron miembros del grupo ultraderechista Patria y Libertad a comienzos de los años 70, está protagonizada por la argentina Mercedes Morán, la española María Valverde, y los chilenos Pedro Fontaine, Marcelo Alonso y Felipe Armas. 

A diferencia de lo que hizo en Machuca, donde rescataba una historia ocurrida en la coyuntura histórica del 73, en Araña, Andrés Wood cuenta una historia sobre el presente, pero que no podría contarse bien si no se incurriera a la revisión del pasado. Con un montaje que intercalando las dos épocas, nos lleva a la historia de Inés, Justo y Gerardo, quienes en los 70 fueron miembros de Patria y Libertad que cometieron un crimen que cambió la historia de Chile, pero que también se traicionaron y alejaron para siempre. Ahora, más de 40 años después vuelven a encontrarse, pero ahora Justo e Inés son personas con puestos de poder y Gerardo un marginado y nostálgico ultraderechista que viene a recordarles su pasado oscuro. 

Wood eligió una historia difícil, que ciertamente no estará exenta de críticas: toma como protagonistas a personajes oscuros dentro de la historia de Chile, personajes que no habían sido sacados a la luz en el cine chileno. Además de eso los trae al Chile actual y se da a la tarea de preguntarse en qué están actualmente. Patria y Libertad se disolvió pocos días después del golpe de estado, y muchos de sus miembros hoy en día están en cargos de poder con ese pasado turbio borrado de sus curriculums. En este punto de la historia está el mayor acierto del realizador, pues dota a su cinta de una actualidad tremenda. Sin embargo, cuando plantea a uno de estos personajes como un nostálgico ultraderechista que se encuentra en un Santiago altamente diverso racialmente y que está preparándose para un ataque como antaño, hace pender de un hilo su filme hacia lo burdo, haciéndolo desequilibrarse en su tramo final. 

Cinematográficamente, Araña es una película -por sobre todo- soberbiamente bien narrada. El guión funciona en su juego de presente y pasado. Es una historia con unos personajes bien desarrollados, lo que le brinda una solidez importante al relato, Wood los aborda con la suficiente madurez y cercanía que necesitan. Evidentemente no eran los más fáciles de retratar por su connotación histórica, pero el ejercicio llegó a buen puerto. También, ayuda mucho en este tratamiento el excelente trabajo actoral del elenco elegido. Los seis actores que encarnan a los personajes en el pasado y en el presente, están bien cohesionados entre sí en su interpretación, y de más está decir que fue un excelente trabajo de casting. Formalmente, el filme del chileno destaca por su alta factura. Tanto el trabajo de fotografía, dirección de arte y sonido están muy bien desarrollados, siempre al servicio de la historia. El montaje destaca también, aportando un ritmo muy fluido al contar la historia intercalando los dos tiempos de la historia.

Así, Araña se erige como una película importante dentro de los estrenos chilenos del año. Es una cinta que a pesar de tratar un tema político, funciona muy bien a nivel humano, y además no deja nunca de ser una película entretenida. 

 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password