“Rápidos y Furiosos 8”: A todo gas

No sé si los que leen estas líneas están enterados de que “A todo gas” es el nombre con el que se le conoce a ”Rápido y Furioso” en España y creo que a día de hoy junto con todo lo que ha ido evolucionando esta saga, cada vez le queda mejor ese nombre. Si alguien pensara que después de 8 películas seguiríamos atrapados por lo que Toretto y compañía nos tienen para ofrecer nadie lo creería, y aún más si alguien me dijera que Rápidos y Furiosos terminaría siendo una versión hiperventilada de Misión Imposible y que además se podría disfrutar tanto como esta (entendiendo sus más que claras diferencias) me habría reido de buena gana. Pero aquí estamos, ante una película que después de su primera secuela e innecesaria tercera parte se supo reinventar para darnos lo mejor que saben hacer nuestros amigos del norte cuando se lo proponen, un blockbusterpalomitero hecho a la medida de una industria que no tiene nada original, pero que vende muy bien el envase.

Nada es real, qué importa

La frase con lo que acaba el párrafo anterior no se menciona de manera gratuita ni busca resaltar alguna falencia (que existen). En este caso es más bien una virtud que permite sentirnos atraídos hacia esta historia, que lleva “sin sentidos”, pero de esos que te llaman a querer ver más, una acciones que rozan lo fantástico pero aún así no aburren ni te hacen cuestionar lo que tienes en pantalla. Sabes que nada es posible y que tal vez el mundo de este Rápidos y Furiosos ni siquiera se acerca al mundo que debía ser en la primera película de esta saga (un mundo más cercano a la vida real que abandonaron gradualmente desde la quinta parte en adelante). Pero nada importa, ni los chistes malos ni el refrito de autos explotando, el equipo de Toretto está de vuelta y los disfrutamos al máximo.

Simplemente Toretto

Cuando hace algunas semanas atrás hablábamos del estreno de la nueva XXX, un film de acción al servicio de Vin Diesel, destacamos mucho el poco provecho que le sacaron a la historia y al personaje en si, una oportunidad desaprovechada por quizá no saber muy bien cómo encaminar las nuevas aventuras. Pero acá es otra cosa, se tiene un rumbo muy claro y, aunque sencillo sobre el papel, logran trazar muy bien la ruta a seguir para saber el qué, el cómo y el cuándo de todas las cosas que quieren. Y por lo mismo se puede dar el lujo de fantasear y que a sus espectadores no les moleste. Igualmente hay que destacar que a a veces se les pasa la mano, aunque se trate de un tema más territorial que otra cosa, como esos minutos iniciales en una Cuba que es mas parte del imaginario colectivo que la realidad y un Toretto adorado hasta por los niños como una especie de superhéroe, porque hasta ese punto ha llegado el personaje de Diesel en la saga y nos gusta, es tan ajustado y poco creíble por momentos que uno le toma cariño. En lo que respecta a los otros personajes, todos se conocen de memoria y les sacan partido, saben cuál es su posición en la saga, por lo que no desaprovechan la oportunidad para lucirse y decir presente.

Caso aparte es destacar la presencia de dos grandes como son Charlize Theron y Helen Mirren, una como la gran villana de la función y la otra con un personaje al que le saca el máximo partido en los pocos minutos que tiene en pantalla. Y esto también te habla del valor que ha ganado la saga, se presta para estas cosas, que también hacen el deleite de quienes disfrutamos de la parte entretenimiento del séptimo arte.

Finalmente decir que la ausencia de Paul Walker se siente, su personaje era la contraparte de Toretto, pero guionista y director equilibran bien su falta en el contrapeso que le dan todos los otros integrantes del equipo. A falta de uno, tenemos 5 más que sirven de apoyo. Se extraña, pero es un vacío que se supo llenar.

No se arrepentirá si gasta su entrada en el cine; si jamás ha visto una de esta saga, solo se perderá con la historia detrás de los personajes pero no se hace falta para disfrutarla. Si ya se las ha visto todas, siéntese y aproveche. Es una película que no tiene nada de perfecta, pero no lo quiere ni lo necesita, se conoce su liga y le saca el máximo partido. Una gran opción para estos días.

___

Por Enzo Destefani

 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password