«Mindhunter (temporada 2)»: expectación ante una historia sin morbosidad

Este 16 de agosto se estrenó la segunda temporada de Mindhunter, la serie policíaca dirigida por el aclamado director David Fincher, aunque en esta nueva temporada sólo dirige los tres primeros episodios. No olvidemos que Fincher ha dirigido películas de ese género como Zodiaco y Los Siete Pecados Capitales

Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany) son los personajes principales, ambos, miembros del FBI pero que se desempeñan en el área de ciencias de la conducta de los criminales en serie, analizando sus patrones para así poder prevenir o detener nuevos ataques a la ciudadanía. 

En esta nueva temporada continúan entrevistando a asesinos seriales, entre ellos, el ya icónico Charles Manson, interpretado por Damon Herriman (Había una vez… en Hollywood), donde se luce y cautiva con su personificación. En medio de la etapa de entrevistas que realizan para descubrir quién es el asesino que se hace llamar BTK, Holden, llega casi por casualidad a otro caso que viene desde hace tiempo, pero no había tomado relevancia pública. Una serie de desapariciones y cuerpos de niños y adolescentes afroamericanos sacudían a Atlanta en la década de los ‘70.

Charles Manson en Mindhunter

La ineficacia policial se deja entrever a medida que transcurren los capítulos, así como también se evidencia esa fatiga por intentar hallar alguna pista que dirigiera hacia el responsable, teniendo la presión de los familiares que incesantemente sospechaban del Ku Klux Klan (KKK). Los problemas personales de uno de los protagonistas, también hacen que la tarea se haga aún más difícil. Y a la vez, hace que el espectador esté atento en ambos casos, tratando de hallar los porqué. 

Lo llamativo y lo valorable de Mindhunter es que es una serie que sin ser morbosa, sin mostrar el asesinato de las personas, sin mostrar ese sadismo, logra atrapar con su relato, con su guion. Yendo más allá, hacia la investigación psicológica y mental de cómo y desde cuándo esa persona comenzó a cambiar su conducta, a crear patrones de satisfacción a través de la tortura. Es una serie que te inquieta con su argumento, y que tiene actuaciones formidables, sin caer en la caricaturización. Gracias a todo lo anterior, se se genera una expectación. 

El final de la segunda temporada es un golpe, que de algún modo te hace entender algunas cosas de la realidad, invitándote a cuestionar. Eso sí, se da entender que sí o sí habrá una continuación en una tercera temporada. 

Agregar que Mindhunter muestra casos verídicos de crímenes seriales de los Estados Unidos. Y que los productores son David Fincher y la actriz Charlize Theron. Te recordamos que la serie está disponible en Netflix

 

Aquí puedes ver el tráiler subtitulado:

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password