«La Rueda de la Maravilla»: Lo nuevo de Woody Allen

Sin estar lejos de la polémica que ha sacudido a Hollywood estos últimos meses, Woody Allen llega como cada año con una nueva película a los cines; esta vez con «La Rueda de la Maravilla«, protagonizada por Kate Winslet, Justin Timberlake, Jim Belushi y Juno Temple.

 

Ambientado en los años 50, en la ciudad de Nueva York, la vida de Ginny (Kate Winslet), una mesera disconforme con su trabajo, se ve agitada debido a dos factores: la llegada repentina de la hija de su esposo, a quien persiguen para matarla debido a los malos pasos en los que andaba su ex esposo; y su repentina y apasionante relación con Mickey (Justin Timberlake), un hombre mucho menor que ella, que trabaja como salvavidas durante el verano y que desea convertirse en escritor.

Para quienes han seguido la filmografía de Woody Allen, es difícil no darse cuenta de que la linea narrativa con la que este trabaja se mantiene en casi todas sus películas; es un director que se atiene a su estilo, haciendo leves variaciones que hace que cada una de sus obras sean únicas. El amor, el engaño y la traición son dos temas que se ven fuertemente en esta historia, introduciéndonos un poco más en el interior de los personajes, para así entender de donde provienen sus acciones.

La historia no tiene giros muy drásticos y sin duda no es algo que no hayamos visto antes: una mujer que se siente frustrada con su vida llena de conformismo, comienza una relación con un joven menor que ella, viviendo un verano pasional, pero todo comienza a desmoronarse cuando aparece la hija de su marido, quien se siente atraída por el mismo sujeto (lo cual es mutuo), formando un triángulo amoroso. Pero lo que diferencia esta historia de las que ya hemos visto anteriormente es su tratamiento.

El personaje que interpreta Kate Winslet va desarrollando un estado de histeria rápidamente empieza a aumentar; esto, junto los celos y la inseguridad, comienzan a desarrollar un lado en el personaje que cada vez está más cerca de explotar. Incluso, el personaje llega a tal punto de ser un poco irritante. El constante ruido ambiental que conlleva vivir en un parque de diversiones, y que se escucha en varias de las escenas, potencia la tensión que va creciendo a lo largo de la historia.

Quizá esta no sea la mejor película de Woody Allen, pero es un director que tiene un público fijo que lleva cultivando desde hace años. Para quienes son fieles a sus obras esta película debe considerarse como un must-see.

___

Por Pamela Ramírez

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password