“La Navidad de las madres rebeldes”: Cómo sobrevivir a la Navidad siendo mamá

La secuela de El club de las madres rebeldes llega al cine para mostrar de nuevo lo difícil que es ser madre y sobre todo en Navidad.

En la película anterior conocemos a Amy (Mila Kunis), Kiki (Kristen Bell) y Carla (Kathryn Hahn), tres madres con vidas muy diferentes, pero que comparten la difícil tarea de ser madres. Sus dificultades, penas y risas las llevan a crear una gran amistad e intentarán cambiar el clásico concepto de ser mamá, es decir, estar “esclavizada” por sus hijos y el hogar, para finalmente entender que ser madre no se trata de sufrimiento ni cansancio extremo, si no que entregar amor y educación para que sus hijos sean mejores personas.

Ahora las tres amigas tendrán otro gran reto, la Navidad, con locuras, compras, decoraciones y visitas inesperadas. Sus madres vendrán de visita para esta festividad y lo que se espera como una dulce festividad se transformará en el desastre del año.

Ahora llega la madre de Amy, Ruth (Christine Baranski), quien es muy estricta y correcta, lo que contradice a lo que Amy espera de Navidad, la familia reunida, algo tranquilo y relajado en casa. Pero ella ya tiene otros planes en mente. En casa de Kiki llega su madre Sandy (Cheryl Hines) que tiene un extremo apego a ella que la sofoca. Y también la madre de Carla, Isis (Susan Sarandon), que resulta ser más descuidada que su propia hija, llegando a estas fiestas sin ni siquiera saber en qué fecha estaban. Entre incómodas y divertidas situaciones todas intentan solucionar sus problemas mientras la Navidad de acerca.

La fórmula es muy similar a la primera parte, mostrando el lado de todas las madres, especialmente de las abuelas que siguen siendo madres en conflicto con sus hijas, aunque estas ya sean mayores.

La actuación de Mila Kunis con su papel de Amy no tiene un protagonismo presente y pierde con las grandes actuaciones, así como otras ganan como el personaje de Carla, que contó con un mejor desarrollo y por supuesto las hilarantes abuelas.

A excepción de un par de roles, el reparto es espléndido, muy bien escogido y aunque hace que cada una de ellas tenga un papel tremendo, la calidad de la historia no cumple expectativas dado que se vuelve predecible y demasiado extensa. Se disfruta de su camaradería y calidad cómica, pero lamentablemente está completamente desperdiciado.  Las historias son poco reales cayendo en el cliché de que todas las hijas se llevan mal con sus madres, es ruidosa y demasiado frenética como la primera entrega, pero no logra llegar al humor sencillo que tenía cuando la historia comenzó.

Sin embargo, si se busca algo ligero te sacará más de una carcajada, pero llega a ser más de lo mismo.

Queda más que claro que cuando películas dirigidas a mujeres las escriben hombres no se obtienen muy buenos resultados, donde se pueda representar verdaderamente a la mujer real.

___

Por Carla Salinas


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password