“La Monja”: La oscura y demoníaca génesis de “El Conjuro”

Ya llegó a los cines del país La Monja, una nueva cinta del universo de El Conjuro, dirigida por Corin Hardy, y protagonizada por Taissa Farmiga (American Horror Story: Murder House y Coven), Demián Bichir (nominado al Oscar por Una Vida Mejor) Jonas Bloquet (Elle) y Bonnie Aarons, quien repite su papel de El Conjuro 2 como la entidad demoníaca Valak. La Monja es un spin-off que nace de El Conjuro 2 y viene a profundizar en la historia del demonio Valak, situando su origen en un misterioso y aislado convento en Rumania. Vale mencionar que fue producida por Peter Safran y James Wan, ambos productores de todas las películas que componen este universo, e incluso Wan dirigió El Conjuro y El Conjuro 2.

Todo inicia en el año 1952 en Rumania, cuando una joven monja se suicida en este convento y El Vaticano envía al padre Burke un sacerdote con experiencia en asuntos sobrenaturales (Bichir)  y a la hermana Irene, una joven novicia (Farmiga) a investigar la situación y a conversar con Maurice alias Frenchie (Franchute), el hombre que encontró el cuerpo de la monja y el único hombre en el pueblo que se atrevía a ir al convento, puesto que existía la creencia generalizada de que había allí algo sobrenatural y demoníaco, y vaya que tenían razón, ya que una vez que el padre Burke y la hermana Irene llegan al convento comienzan a suceder una serie de eventos sobrenaturales que ponen en peligro la vida de los protagonistas a manos de esta entidad maligna que allí habita.

Es sin duda lo más destacable de La Monja la construcción de una atmósfera que produce constante tensión durante el transcurso de la película, si bien la historia en sí no es muy profunda, como muchas otras producciones del género, y no sea tan aterradora como otras cintas del mismo universo de El Conjuro, la forma en que la historia se va contando, va construyendo esta atmósfera antes mencionada, que te hace saltar de la butaca al mínimo estímulo, lo cual se consigue en un par de ocasiones, gracias también a los efectos utilizados, y si bien, la combinación imagen aterradora más sonido estridente suele ser utilizada en muchas cintas de terror, no siempre se hace de buena manera llegando en ocasiones a ser algo cómico y claramente no se cumple el objetivo, afortunadamente en el caso de La Monja estas secuencias si cumplen con ese objetivo de hacerte saltar de la butaca o al menos acelerar un poco más de lo normal tus latidos.

También podemos notar un muy buen trabajo en la fotografía y la edición de sonido, el aspecto tenebroso del convento está muy bien logrado, la iluminación y el uso de colores también, por otra parte el sonido también es fundamental para ir construyendo esa atmósfera mencionada anteriormente y se evidencia una buena realización, la sonoridad que acompaña las distintas escenas es precisa, introducen aún más al espectador a la oscuridad del lugar, atrapandolo para luego tomarlo por sorpresa y producirle más de un susto durante la cinta.

Por otro lado, La Monja cuenta con buenas actuaciones por parte del reparto principal, aún cuando muchas veces en las películas de terror los personajes tienen un comportamiento irracional, por dar un ejemplo un tanto exagerado, no salir corriendo cuando todas las luces se apagan y preguntar quién anda ahí, provocando que en esas situaciones se pierda un poco la credibilidad de la interpretación por parte del actor. Por el contrario, Farmiga, Bichir y Foquet nos entregan un trabajo  bastante convincente, en cuanto a su reacción hacia las distintas eventualidades que van surgiendo en el transcurso de la trama, dando en cierta forma una identidad al personaje, lo cual hace que todo sea un poco más verosímil.

Todo lo anterior convierte a La Monja en una buena opción para aquellos que gustan de las películas del género y los seguidores del universo de El Conjuro, ahora bien, si no has visto las otras películas que conforman este universo, no creo que tengas problemas, ya que la película entrega todo lo necesario para comprender la historia. Finalmente agregar que La Monja, tiene una calificación de 14+, para que lo tengas en consideración si eres menor de esa edad, puesto que se te solicitará ingresar a la sala de cine con tu padre, madre o tutor legal.

 

Por Alexander Carrasco C.

 


 

Comentarios de Facebook

1 Comment

  • Nicole Reply

    9 octubre, 2018 at 09:00

    A mi me encantó👀. Casi no la voy a ver porque mucha gente me dijo que era mala pero seguí mis instintos y fui😍. Creo que quizás lo que le juega en contra a la película (pero que a la vez es una de las mejores cosas que tiene) es que la historia la cuentan muy rápido! -ALERTA DE SPOILER!👉🏻😂- Cuando nos cuentan que casi todo lo que vimos solo fueron visiones, es desolador para uno, entender que todo lo que viste en verdad no fue igual shockea pero la película no para y no te deja digerir bien eso.
    Creo que quizás las personas que la vieron una vez o que no la pensaron tanto después de salir de la butaca no cayeron en cuenta de lo bien trabajado que estuvo eso y por eso no les gustó.
    Yo la fui a ver con una persona que ya la había visto 1 vez y entendió muchas cosas que no había captado en la primera. Y luego de salir del cine hablamos por mucho rato tratando de entender qué fue real de todo lo que vimos.
    Además concuerdo con uds en que las actuaciones fueron buenísimas! Siempre me pierdo pensando en qué tal actuan los actores (valga la resundancia 😂) pero aquí no, la comencé a ver y me perdí en su mundo.
    Y la conección al final estuvo wow😵 y te dejan intrigado🤨.

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password